CONTRA TORRENT Y ANNA GABRIEL

Podemos y los separatistas abandonan a Sánchez: le acusan de espiar a políticos

|

Unidas Podemos, Esquerra Republicana (ERC), el PNV, Bildu, Junts, Más País, Compromís, BNG y la CUP, que exigieron la pasada semana al Gobierno de Pedro Sánchez depurar responsabilidades sobre el supuesto espionaje a Roger Torrent, presidente del Parlamento catalán, han registrado una propuesta de creación de la comisión de investigación sobre esta práctica, que, a su juicio, supone una intromisión a la privacidad e intimidad de líderes políticos, instituciones y personas individuales «por parte de estructuras públicas del Estado».

Las formaciones han decidido dar un paso más tras las informaciones reveladas en los medios que apuntan a que Torrent, Ernest Maragall, la exdiputada de la CUP Anna Gabriel, entre otros, habrían sido víctimas de un programa espía en 2019 que sólo se vende a gobiernos y fuerzas de seguridad para combatir el crimen y el terrorismo.

Ahora la propuesta tendrá que ser evaluada y calificada por la mesa del Congreso de los Diputados, donde el PSOE solo puede agarrarse a que el PP y VOX le salven con su voto en contra.

Según una investigación de El País y The Guardian, el programa, bajo el nombre de Pegasus, fue desarrollado por la compañía israelí NSO y permite acceder a las conversaciones del terminal y también a su micrófono o su cámara.

La vicepresidenta Carmen Calvo ya negó la mayor el pasado domingo y señaló que ni el actual Ejecutivo ni el anterior, también del PSOE, tienen nada que ver con el espionaje, dejando así la puerta abierta a que estas prácticas fueran cosa del anterior Gobierno del PP.

Los grupos de la Cámara que impulsan la comisión han remarcado que «si bien los poderes públicos han negado tener ningún tipo de vinculación» con la compañía israelí que distribuye el software de espionaje (NSO), «es bien sabido que las FCSE y el CNI sí usaba software para intromisión en terminales móviles y dispositivos electrónicos para monitorizar información».