Policías cargan contra los desprecios de Podemos: ‘Somos los mismos que protegemos la casa de Iglesias’

|

El Sindicado Unificado de la Policía (SUP) ha criticado a Unidas Podemos por poner «en el punto de mira» a los agentes que participaron en el dispositivo del referéndum del 1-O al pedir una comisión parlamentaria donde, según el partido morado, se dé «voz a las personas que fueron reprimidas» en la actuación bajo mandato judicial.

El sindicato representativo en la Policía responde así a la propuesta del portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Jaume Asens, que el pasado 1 de octubre, en el segundo aniversario del referéndum ilegal de 2017, propuso en una rueda de prensa crear una comisión en la Cámara Baja para escuchar a las víctimas del 1-O, pedirles disculpas y exigir responsabilidades al Gobierno.

«Semejante despropósito, que sólo puede ser entendido como una maniobra electoral por el momento en el que se formula, ofende a las más de 75.000 familias de policías nacionales», alega el SUP, que cuestiona la iniciativa que achaca a En Comú Podem por «quebrar la presunción de inocencia y la separación de poderes».

Además, recuerdan que los miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado cuestionados por su actuación durante el 1-O «son los mismos» que proporcionan escolta al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y protegen su domicilio. «Sean coherentes y respeten a los policías nacionales y su profesionalidad», enfatizan.

Según el SUP, el partido de Pablo Iglesias incurre en un «temerario desprecio a un elemento esencial en el relato de lo que ocurrió en Cataluña el 1-O». Se refiere el sindicato a que los agentes desplazados a esta región «se limitaban a aplicar las órdenes judiciales frente a quienes consideraban la legalidad como un obstáculo a remover para alcanzar unilateralmente la independencia».

«Desde el SUP exigimos a Unidas Podemos que deje de hacer política a nuestra costa, que abandone la demagogia electoral construida sobre un relato falso y manipulado, y que deje de usar a los policías nacionales para conseguir unos pocos de votos más en Cataluña», sostiene este sindicato, que equipara este «sectarismo» con el del entorno proetarra en el País Vasco y Navarra. Además, le invita a que denuncie la «persecución» que sufren las plantillas policiales en la actualidad por en entorno independentista.

No obstante, el SUP duda que Unidas Podemos y su marca en Cataluña recapaciten. «No lo harán porque, una vez más, se suman a un peligroso discurso político que establece la existencia de ciudadanos de primera y de segunda, estos últimos con menos derechos».