PUBLICIDAD
QUIERE ACABAR CON EL DERECHO A LA ASISTENCIA RELIGIOSA

‘Quien tenga vicios que se los pague’. La infamia de Compromís contra los católicos

|

“Quien tenga vicios que se los pague”. Con este infame comentario insiste Compromís en su exigencia al nuevo Gobierno comunista para que derogue los convenios vigentes desde 1986 que garantizan la presencia de sacerdotes católicos en los hospitales públicos en España.

Uno de los socios de investidura del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quiere que la asistencia religiosa y espiritual deje de ser un derecho y ha solicitado la exclusión de los sacerdotes católicos que prestan sus servicios en la red de hospitales públicos y los ha comparado con integrantes de “sectas”.

El senador Carles Mulet ha registrado sendas preguntas dirigidas al Gobierno comunista en la que reclama que “garantice la aconfesionalidad del Estado” en los centros sanitarios.