LA GRAN TRAICIÓN

Sánchez, contra la Constitución: acepta negociar un referéndum en Cataluña

|

El PSOE ha acordado con Esquerra Republicana de Cataluña la creación de la prometida mesa de gobiernos para debatir la situación en Cataluña en un plazo máximo de quince días tras la formación del nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez,

Así consta en el pacto al que han llegado PSOE y ERC, por el que la formación separatista se abstendrá en la investidura de Sánchez, en el que ambos partidos se comprometen a someter a consulta en Cataluña los acuerdos a los que pueda llegar esta mesa.

El PSOE y Esquerra han hecho público este pacto nada más conocerse la decisión del Consell Nacional de ERC de facilitar la investidura de Pedro Sánchez.

Según el acuerdo, que no cita expresamente la Constitución, la futura mesa de negociación entre gobiernos actuará «sin más límites que el respeto a los instrumentos y a los principios que rigen el ordenamiento jurídico democrático» y las medidas que consensúen ambas partes se someterán a consulta en Cataluña.

El texto del acuerdo comienza con una declaración conjunta de ambos partidos subrayando que se ha abierto la «oportunidad de desbloquear y encauzar el conflicto político sobre el futuro de Cataluña» y «establecer las bases para su resolución», porque «hay voluntad de diálogo para alcanzar un acuerdo que nos permita superar la situación actual».

El documento consta solo de dos puntos, el primero con el «reconocimiento del conflicto político» catalán y la «activación de la vía política para resolverlo» a través del diálogo, y el segundo para detallar cómo sería la mesa de negociación, principal condición de Esquerra a los socialistas para acceder a la abstención.