A PRIMEROS DE FEBRERO

Sánchez ignoró las advertencias de la OMS y la UE para hacer acopio de material sanitario

|

La crisis provocada por el Covid-19 está suponiendo todo un reto para el sistema sanitario español. Los medios son escasos y todo después de que el Gobierno socialcomunista desoyera los llamamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Unión Europea para hacer acopio de material durante los primeros compases de la expansión de la epidemia.

Aunque introdujo las recomendaciones en uno de sus informes, el Ejecutivo no vio necesario hacer compras adicionales -preventivas- de material para «garantizar que los trabajadores sanitarios estén protegidos», como aconsejaba el organismo multilateral en un informe fechado el pasado 3 de febrero. Ahora, España tiene la tasa de contagio en personal sanitario más alta de Europa, superior al 14%.

Según recoge El Mundo, el departamento que dirige Salvador Illa tampoco vio pertinente aprovechar la «ventana de oportunidad» de la que avisaba el 11 de febrero la OMS para comprar un remanente de equipamiento -mascarillas, guantes, gafas protectoras, respiradores, batas quirúrgicas o camas, entre otros- que le permitiera afrontar un posible contagio masivo que, finalmente, se hizo realidad cuatro semanas después, a inicios de marzo.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez tampoco siguió la conclusión a la que llegaron los 27 socios de la Unión Europea el 13 de febrero: «Vigilar el riesgo de desabastecimiento de medicamentos y equipos importados desde China». Illa se desmarcó ese mismo día de quienes querían hacer acopio por si acaso: «España tiene suficiente suministro de equipos personales de emergencia en este momento», dijo.

El ministerio añadía una frase en el comunicado en el que detallaba la posición de Illa: «Y se está trabajando para seguir asegurando existencias en caso de una ampliación del brote». Pero no se hizo, y hasta después del anuncio del estado de alarma -14 de marzo-, el ministerio no se lanzó a comprar mascarillas y guantes a gran escala en el mercado chino.