POR LA MISA POR LAS VÍCTIMAS

Torra se da 10 días para controlar los rebrotes y abre un expediente al arzobispo Omella

|

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha comparecido este lunes junto al secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, para lanzar un mensaje de alerta máxima a la ciudadanía ante los próximos 10 días que ve claves para frenar la incidencia del virus ante una situación que ve «demasiado crítica». «Si no cumplimos ya sabemos cuál será la próxima determinaciónque vendrá», ha alertado.

Asimismo, ha anunciado que abrirá un expediente sancionador al Arzobispado de Barcelona tras la celebración este domingo en la Sagrada Familia de una misa por los difuntos por el coronavirus.

En rueda de prensa este lunes, ha dicho que, ante los dictados del Govern en la lucha contra el coronavirus «todos los sectores son iguales (…) también la Iglesia».  «Lamento que se hiciera esta ceremonia ayer. No estaba autorizada y se abrirá el correspondiente expediente sancionador», ha zanjado.

«Me parece muy bien que el cardenal Omella apele a la libertad de culto religioso, pero lamento que estos años se haya olvidado de la Constitución en cuanto derechos fundamentales», ha dicho.

«Como Quim Torra quisiera hacer otra reflexión: yo soy católico, de los Jesuitas», ha añadido, y ha destacado haber tenido la suerte de ser educado en la teología de la liberación. Para mí, la Iglesia es la de los pobres, vulnerables y la Iglesia que está al lado de los presos. Esa es mi iglesia», ha añadido.