SIGUE LA CENSURA

VOX se plantea acudir a los tribunales por la mordaza de Twitter

|

Sigue la mordaza de Twitter a VOX. Ya ha pasado más de una semana desde que la formación liderada por Santiago Abascal publicara el último comentario en su cuenta oficial de esta red social. El servicio de microblogging mantiene la censura mientras no retire uno de los textos publicados.

VOX, que cuenta con 390.000 seguidores, no tiene suspendida la cuenta, pero sí inhabilitadas sus tres principales funciones: tuitear, retuitear y dar ‘me gusta’, pero sus administradores sí pueden acceder a ella y enviar mensajes directos a sus seguidores.

Según el diputado y responsable de Comunicación, Manuel Mariscal, la mordaza comenzó cuando la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, acusó a VOX de «retrógrado» por defender el ‘pin parental’, ese instrumento para dar libertad a los padres para que elijan la educación de sus hijos. VOX respondió directamente a la socialista con otro tuit: «Lo que no soportamos es que os metáis en nuestra casa y nos digáis cómo tenemos que vivir y cómo tenemos que educar a nuestros hijos. Y menos aún que con dinero público promováis la pederastia».

Desde el partido se han puesto en contacto con el equipo de Twitter España con el objeto de pedirles un «encuentro» para tratar de desencallar la situación sin tener que eliminar el tuit. Aunque aún no hay fecha concreta, la reunión tendrá lugar «en los próximos días». En VOX tienen claro que no van a dar un paso atrás y que el tuit no se va a borrar.

Asimismo, sostienen que si no se llega a un acuerdo, se plantearán acudir a los tribunales. «Sólo un juez está autorizado para valorar qué es incitar al odio y qué no», dicen.