EXIGE LA REPETICIÓN

Abascal solicita a la Mesa del Congreso que rechace los acatamientos de los separatistas

|

El presidente del Grupo Parlamentario VOX, Santiago Abascal, ha registrado este martes en el Congreso una solicitud de reconsideración dirigida a la Mesa de la Cámara y que insta a no dar por válidas las fórmulas empleadas por el separatismo para acatar la Constitución.

«Una serie de diputados electos han conculcado, con el beneplácito de la Presidencia, los artículos 4 y 20 del Reglamento de la Cámara, así como la Resolución de la Presidencia que, en su desarrollo, fue dictada con fecha 30 de noviembre de 1989”, recoge el escrito de la formación que señala directamente a los diputados electos de Junts, ERC, Bildu, CUP, BNG y PNV por haber «empleado una fórmula de acatamiento de la Constitución Española que no permite considerar válidamente proclamada la fórmula ritual ni, por tanto, adquirida la condición plena de diputado».

Desde el Grupo Parlamentario VOX se recuerda la doctrina del Tribunal Constitucional que,en su Sentencia 74/1991 -que sigue la misma línea que la Sentencia 119/1990- «recoge la posibilidad de acompañar el acatamiento de reservas, explicaciones o expresiones de distinta naturaleza a la emisión del juramento o promesa», pero que «tiene como límite el que su formulación desnaturalice o vacíe de contenido el acatamiento mismo, mediante fórmulas que supongan un fraude a la Ley o priven de sentido al propio acatamiento».

«Lo decisivo -señala el Constitucional- es que el acatamiento a la Constitución haya sido incondicional y pleno». Sin embargo, «se advierte cómo la fórmula de acatamiento empleada por los diputados elegidos por los partidos políticos referidos infringe abiertamente la doctrina constitucional dado que expresiones como ‘por la libertad de los presos políticos’ o ‘por fidelidad al pueblo de Cataluña’ comportan un claro fraude a la Ley fundamental que se dice acatar, y privan de sentido al propio acatamiento”.

Por ello, VOX ha solicitado a la Mesa del Congreso que «se reconsidere la decisión de la Presidencia del Congreso por la que se tiene por adquirida la condición plena de diputados, conminándolos a que procedan a la repetición de su juramento o promesa de acatamiento de la Constitución de una manera válida y acorde con la doctrina constitucional».