Dictadura en Nicaragua

Esposa de Ortega amenaza a la prensa y llama a periodistas urracas parlanchinas y terroristas

|

La vicepresidente y esposa de dictador de Nicaragua, Rosario Murillo, acusó ayer a los periodistas de ser “malignos”, “hipócritas”, “destructores”, “criminales” y “terroristas de la comunicación”.

Para los defensores de los Derechos Humanos, los ataques de Murillo son “una demostración fehaciente” de quién es el responsable “del Estado de terror” que se vive en el país.

“Hay que protegerse también de esas urracas parlanchinas cuyas plumas están llenas de odio, porque rezuman odio. Así los vemos, y así los repudiamos”, afirmó Murillo en declaraciones al Canal 4 nicaragüense. “Todos los días inventan cualquier cosa para sembrar terror en la gente (…). Siempre están queriendo instalar temor”, advirtió. Y nuestro pueblo sabe cómo mienten. Nuestro pueblo sabe cómo son de malignos, de hipócritas, de destructores, de criminales, de terroristas, y terroristas de la comunicación también”, agregó.

“Son espacios de destrucción masiva” que “tienen una sola perspectiva, un sólo enfoque imperialista y colonialista y que responden a los intereses y a los designios de los colonialistas y los imperialistas”, continuó con sus acusaciones.

Gonzalo Carrión, del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más criticó este “atropello al máximo nivel” a la libertad expresión y de prensa en Nicaragua. “Exhibe el carácter inhumano de su régimen”.

Dos periodistas y candidatos presidenciales, Cristiana Chamorro y Miguel Mora, fueron recientemente encarcelados y otros tres, Julio López, Sergio Marín y Carlos Fernando Chamorro salieron del país por miedo a una detención.

Otras Miradas, alianza de medios independientes de Centroamérica y México, denunció también lo que considera “distintas formas de persecución al periodismo de Nicaragua por el Gobierno de (el presidente Daniel) Ortega”, y recordó que “cada vez es mayor el número de periodistas exiliados”.

El régimen de los Ortega aprobó una polémica ley que criminaliza a la prensa. La “Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz” rige desde diciembre pasado.

Esa polémica ley cataloga los “traidores a la patria” y los inhabilita a optar a cargos públicos.

La Policía de Nicaragua mantiene bajo arresto a los aspirantes presidenciales de la oposición Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro y Miguel Mora, a quienes acusa de “traición a la patria”.

Además, a dos ex vicecancilleres, dos históricos ex guerrilleros sandinistas disidentes, un dirigente empresarial, un banquero, una ex diputada y ex primera dama, cuatro dirigentes opositoras, un periodista, dos ex trabajadores de una ONG, y un conductor de Cristiana Chamorro.

Hasta ahora se registraron 21 personas, entre políticos y periodistas independientes, que fueron detenidos en la última oleada represiva.

Las detenciones de opositores se dan a menos de cinco meses para las elecciones generales de Nicaragua, que se celebrarán el próximo 7 de noviembre, en las que Daniel Ortega, en el poder desde 2007, busca una nueva reelección.

En la noche del viernes, Pedro Joaquín Chamorro Barrios fue apresado bajo la acusación de realizar actos que menoscaban la soberanía de Nicaragua, por orden del régimen de Ortega, según lo informó la Policía Nacional. El político opositor es uno de los hijos de la ex presidenta nicaragüense Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997) y del héroe nicaragüense y periodista antisomocista asesinado Pedro Joaquín Chamorro Cardena.

Además es hermano de la aspirante a la Presidencia Cristiana Chamorro, también bajo arresto y figura de la oposición con mayor probabilidad de ganar las presidenciales de noviembre próximo.

También del periodista Carlos Fernando Chamorro, una de las voces más críticas al régimen de Daniel Ortega y galardonado en los 38 Premios de Periodismo Ortega y Gasset, que anunció esta semana que tuvo que salir al exilio junto con su esposa, en medio de la ola de arrestos que existe en Nicaragua.