Graves consecuencias para la vida real

Facebook, Twitter y Google comparecen ante Congreso de EEUU por sus excesos y desinformación

|
No es la primera vez que Facebook, Google o Twitter tienen que comparecer ante el Congreso de los EE.UU. por sus excesos en materia de censura, informativa o desinformación.

El Congreso de Estados Unidos ha vuelto a citar a los directores ejecutivos de Facebook, Twitter y Google para el 25 de marzo, día en el que tendrán que dar explicaciones sobre la utilización de sus plataformas en la difusión o censura de las informaciones o en la práctica de la desinformación.

Ya el año pasado tuvieron que comparecer Mark Zuckerberg (Facebook), Jack Dorsey (Twitter); y Sundar Pichai (Google); y dar  explicaciones por decisiones tomadas desde sus compañías que afectaban al derecho a la información y a la libertad de expresión, entre ellas, el ocultamiento deliberado del escándalo que denunciaba a los nexos y negocios entre Hunter Biden y empresas chinas, ucranianas o rusas.

La audiencia del 25 marzo se celebrará por video conferencia y versará sobre la difusión de información errónea en las redes sociales, según el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, que ante la magnitud del problema ha emitido un durísimo comunicado que, entre otras cosas, se atreve a señalar, por vez primera, cuestiones como las que siguen:

«Durante demasiado tiempo, las grandes tecnologías no han reconocido el papel que han desempeñado en fomentar y elevar información descaradamente falsa a sus audiencias en línea. La autorregulación de la industria ha fallado».

Cada vez son más los abusos de la compañía dirigida por Mark Zuckerberg para decidir qué se puede ver en su plataforma y qué no.  Un claro ejemplo estuvo en la supresión casi de manera absoluta de noticias en Australia cuando el parlamento presentó una iniciativa para proteger a los usuarios frente al comercio indiscriminado de sus datos privados por parte de Facebook.

El apagón provocado por Facebook no solo afectó a usuarios particulares sino que impidió la circulación de noticias de los distintos medios de comunicación.

Hoy el argumento es la desinformación, en noviembre de 2020 fue el papel que jugaron en las elecciones presidenciales.  La continua intromisión e incluso censura que hubo en aquel entonces por parte de Facebook y Twitter les valió una interpelación ante el Senado de los EE. UU.

El Comité de la Cámara de Representantes que acaba de citar a las Big Tech llega incluso a afirmar:

«Ya sean falsedades sobre la vacuna COVID-19 o afirmaciones desacreditadas de fraude electoral, estas plataformas en línea han permitido que se propague la información errónea, intensificando las crisis nacionales con graves consecuencias en la vida real para la salud y la seguridad públicas».