Felipe VI en el memorial de las víctimas: son el pilar ético de la democracia

|

El rey ha asegurado este martes que las víctimas son «uno de los pilares éticos» de la democracia y, junto a la ley, representa un elemento fundamental para evitar «cualquier legitimación o justificación del terrorismo» y que no se vuelva a repetir el dolor causado a sus víctimas.

«La memoria es imprescindible para preservar la verdad, la dignidad y la justicia«, ha proclamado Felipe VI en la inauguración, junto a la reina Letizia, del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo de Vitoria.

En su recorrido, ha accedido junto a la reina en la réplica del zulo en el que ETA mantuvo secuestrado a José Antonio Ortega Lara durante 532 días, uno de los lugares más simbólicos del proyecto.

«Preservar la memoria de las víctimas es un ejercicio de respeto y de justicia, pero también un elemento esencial para que las generaciones venideras sean siempre conscientes de la gravedad de lo sucedido, del dolor que el terrorismo provoca a toda la sociedad y a sus víctimas en particular«, ha señalado el jefe del Estado.

El Estado y la sociedad, ha proseguido, tienen la «permanente obligación» de combatir la violencia a través de la ley y de la actuación de los policías y jueces para evitar que vuelva a ocurrir.

Don Felipe ha remarcado que las víctimas de la lacra terrorista son «uno de los pilares éticos del sistema democrático» y «símbolo de la defensa» de la libertad, del Estado de derecho y de los valores que recoge la Constitución, que «los terroristas pretendieron destruir».

«La memoria de las víctimas y, por supuesto, de la ley, constituye un elemento esencial para evitar cualquier legitimación o justificación del terrorismo y para que no se vuelva a repetir el injusto dolor causado a las víctimas», ha enfatizado el rey.

Felipe VI se ha dirigido a las asociaciones de afectados para realzar su papel «insustituible» para preservar el recuerdo de los fallecidos y amenazados, una mención que ya hizo el pasado 11 de marzo en la conmemoración del Día Europeo de las Víctimas.

La creación del memorial se acordó en 2014 cuando el Gobierno de Mariano Rajoy decidió que Vitoria fuera su sede.

Con el nuevo memorial, que mañana se abre al público, se da «un gran paso para satisfacer la necesidad pública de memoria».

A juicio del monarca, este proyecto pionero se ha desarrollado de manera «muy satisfactoria» y está llamado a ser «un referente internacional para la visibilidad de las víctimas del terrorismo, de su memoria y dignidad».

El monarca ha agradecido a la ciudad de Vitoria por el esfuerzo hecho para culminar el memorial en la antigua sede del Banco de España.

EH Bildu, legatario político de ETA, ha criticado miserablemente el Memorial. Es repugnante que el gobierno siga apoyándose en ellos.