Nuevo escándalo de la fiscalía

Fiscalía recurre el tercer grado concedido a los presos del procés y pide su suspensión

|
Han tenido que esperar a que pasaran las elecciones al Parlamento catalán. Con ningún recato, la Fiscalía ha vuelto a ayudar al gobierno en un proceso electoral. Justo al día siguiente de las elecciones, la fiscalía hace lo que tenía que haber hecho antes de la campaña: recurrir el tercer grado. Pero se trataba de permitir su participación en la campaña electoral y que el gobierno de Pedro Sánchez no tuviera que hacer frente a acusaciones electoralistas de los partidos independentistas.
La manipulación jurídico-mediática del caso Bárcenas ha sido perfectamente combinada con el manejo de los tiempos respecto de los convictos del independentismo.

La Fiscalía ha recurrido este lunes, un día después de las elecciones autonómicas del 14F, el tercer grado que la Generalitat concedió a finales de enero pasado a los nueve presos del «procés» y ha solicitado que su semilibertad quede en suspenso mientras se resuelve el fondo del asunto.

Los condenados por el «procés» volvieron a salir de prisión el pasado 29 de enero -a excepción de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, que lo hizo un día después-, coincidiendo con el inicio de la campaña de las elecciones autonómicas del 14F, después de que la Generalitat les concedió de nuevo el tercer grado, que el Supremo les había revocado en diciembre.

La Fiscalía ha interpuesto este lunes, justo el día después de las elecciones al Parlament, que se revoque el tercer grado de los nueve presos y que los respectivos juzgados de vigilancia penitenciaria dejen en suspenso su semilibertad, por la que únicamente va a prisión a dormir de lunes a jueves, hasta que se revuelva el fondo del asunto.