Encerrona en el Círculo

Garamendi (CEOE), rodilla en tierra, da la bienvenida a los indultos

|
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, se ha sumado a la presión ambiente de la encerrona del Circulo de Economía y ha defendido este jueves que el Gobierno conceda los indultos a los condenados por le Tribunal Supremo si ello contribuye a que la situación política se «normalice», puesto que se trata de una herramienta amparada por el «Estado de Derecho». Nada ha dicho del informe contrario del tribunal sentenciador ni de la ausencia de concurrencia de los requisitos exigidos por la ley, como el arrepentimiento.

Así lo ha sostenido en una entrevista a La2 y Radio 4, en la que ha pedido «tranquilidad, confianza y estabilidad» para que la economía funcione y ha opinado que el «diálogo» es «bueno».

«Si esto (la concesión de los indultos) acaba en que las cosas se normalicen, bienvenido sea», ha señalado Garamendi.

El presidente de la CEOE ha recordado de esta forma que, pese a las «muchas opiniones» a favor y en contra, los indultos son «una facultad del Gobierno» amparada por el «Estado de Derecho» el cual, ha recalcado, «funciona» correctamente en España.

Por eso, con un relativismo impropio del estado de derecho, donde no cabe la inaplicaciones de la ley según las conveniencias económicas o políticas de turno, ha continuado, aunque «en el mundo de la empresa catalana lo ven desde un punto de vista y en otros puntos de España se ve desde otros», ha abogado por «mantener un equilibrio» y que el Ejecutivo de Pedro Sánchez conceda esta medida de gracia a los dirigentes del ‘procés’ si ello contribuye a recuperar la normalidad política.

Garamendi se ha expresado en estos términos después de participar ayer en la cena inaugural de la XXXVI Reunión del Círculo de Economía, que se ha convertido ya en la Convención del PSC en torno a los indultos, y a la que, en la mayor encerrona de los últimos tiempos, acudió también el rey Felipe VI, y en el marco de la cual su presidente, Javier Faus, expresó su inquebrantable adhesión al régimen de los indultos.

«La clave de la normalidad es la estabilidad y la estabilidad política posiblemente es la más importante para que luego el mundo real, el del día a día, funcione de forma adecuada», ha remarcado. ¿Es la ensoñación de república catalana el mundo real?

«La foto es buena. Todo lo que sea un acercamiento, la palabra diálogo, es bueno. En cambio, las posiciones maximalistas, más radicales, no son buenas ni deben de estar», ha señalado antes de agregar que «todo lo que sea ir caminando, especialmente juntos, será bueno». Increíble inversión de las responsabilidades, en cuya virtud los que acatan la Constitución son radicales y los que la vulneran son gente de paz.

El dirigente empresarial también ha lamentado el impacto que ha tenido el ‘procés’ sobre la economía catalana y ha recordado «con tristeza» que si esta comunidad representaba antes de octubre de 2017 el 21 % del PIB español, ahora supone sólo el 19 %.

«Estas son las consecuencias. Esa convulsión no fue buena para Cataluña, no es el medio ni el método y por tanto espero que no se repita», ha zanjado.