¿Para eso sirve un ministro?

Garzón pide que comamos menos carne porque perjudica al planeta y el sector manifiesta estupor

|
El sector ganadero-cárnico ha manifestado su «estupor» en una carta abierta al ministro de Consumo, Alberto Garzón, quien ha pedido en su perfil de Twitter que los españoles cambien su dieta porque comen carne de forma excesiva y eso perjudica a su salud y a la del planeta.

Si no fuera un drama resultaría patético tener un ministro de consumo como este

No ha dado solución a un solo de los problemas de los consumidores españoles: ahí están los alarmantes datos sobre la tarifa eléctrica, la ludopatía, el juego presencial y en internet, el consumo de alcohol y drogas o la publicidad engañosa).  Sin embargo, pone en riesgo mediante un frívolo mensaje en la redes sociales a un sector que genera en España nada menos que dos millones y medio de empleos.
Su sectarismo, además de alejado de todo rigor científico, pretende imponer de forma intolerable a los españoles el menú que deben comer.

Un gesto propio de un comunista llevado por la frivolidad

Los presidentes de las Interprofesionales del Cerdo Ibérico (Asici), de Carne Avícola (Avianza), para el Impulso del Sector Cunícola (Intercun), del Ovino y Caprino (Interovic), del Porcino de Capa Blanca (Interporc) y de la Carne de Vacuno (Provacuno) lo han expresado así «ante la campaña suscrita» por Garzón y «el Ministerio del que es titular en la cual difama al conjunto del sector ganadero-cárnico».

Los representantes de las citadas seis Interprofesionales consideran «preocupante» que un ministro «enarbole una serie de afirmaciones erróneas o desenfocadas, y hacerlo además a través de canales públicos, tratando de crear una confrontación artificial con un sector, el ganadero-cárnico, que cumple un rol social y económico de primera magnitud en nuestro país».

El sector genera en España más de 2,5 millones de empleos y casi 9.000 millones de euros de exportaciones a la balanza comercial

En la carta abierta, defienden la contribución del sector «a la creación de empleo» y su impulso a «fuertes compromisos medioambientales con resultados comprobables», además de abogar la «senda de la colaboración institucional y el diálogo» y confiar en que «nuestros responsables públicos contribuyen, con su actitud y sus manifestaciones, a ese clima de entendimiento».

A su juicio, es irresponsable usar los datos de forma interesada cuando hay muchos datos disponibles del propio Gobierno del que forma parte».

En la texto, el sector responde con datos a cada una de las afirmaciones del ministro de Consumo con el fin de rebatirlas, como la posición de España como el país más saludable del mundo (Bloomberg, Healthiest Country Index) y con más esperanza de vida de la Unión Europea (según la Comisión Europea).

Respecto al agua necesaria para producir 1 kg de carne, detalla que el 90 % es «agua verde», procedente de la lluvia y solo un 10 % es «agua azul» y «agua gris», una cantidad inferior a la de muchos cultivos vegetales.

En cuanto a los gases de efecto invernadero, precisa que, en España, «según los datos oficiales del Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero -Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico-, la producción ganadera de carne representa únicamente el 7,8 % del total de emisiones.

Habrá que estar atentos

No vaya a ser que este ministro que no merece España -o cualquier otro- sea sorprendido por algún espontáneo devorando un chuletón de buey. Si alguien les ve, no deje de fotografiarles y de hacerlo viral.