Génova niega que la hecatombe del PP en Cataluña cuestione a Casado

|
Dirigentes del equipo de Pablo Casado, como Pablo Montesinos o el portavoz en el Senado, Javier Maroto, han negado que el «mal» resultado del PP en Cataluña ponga en cuestión el liderazgo del presidente del PP porque estos comicios, argumentan, no son extrapolables a nivel nacional.

El PP celebrará este martes un Comité Ejecutivo nacional para analizar lo ocurrido en Cataluña, donde el candidato del PP a la Generalitat, Alejandro Fernández, ha obtenido tres escaños, tocando un nuevo suelo electoral.

Ambos dirigentes, sin embargo, han restado importancia este lunes a posibles críticas internas contra Casado.

«Todo el PP, todo, se ha comprometido en estas elecciones, todos nos hemos volcado en apoyar a nuestro candidato», ha defendido el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, preguntado en TVE sobre posibles reproches en el seno del partido.

Ha agregado que todo el PP está unido en el mismo objetivo: forjar una alternativa «sensata y moderada» frente a Pedro Sánchez.

Ante una pregunta similar, si el liderazgo de Casado está en entredicho, Maroto ha aludido, en la Cadena Ser, al fulgurante sorpasso de Vox para restarle importancia. Es decir, no hay reflexión, no hay análisis, no hay autocrítica ni propósito de enmienda en la camarilla de Pablo Casado. Maroto ya protagonizó el hundimiento del PP del País Vasco.

En Cataluña, ha argumentado, también Ciudadanos adelantó al PP y después Casado se puso por delante de Albert Rivera; además, el PSOE fue adelantado por el BNG o Podemos en Galicia y Cataluña sin que el líder de los socialistas, Pedro Sánchez, sufriese ninguna crisis.

Como ya hiciese este domingo su secretario general, Teodoro García Egea, el vicesecretario de Comunicación del PP ha achacado el resultado en Cataluña a la abstención, que ha perjudicado al constitucionalismo, y al «caso Bárcenas«, porque el pacto que, según el PP, habría alcanzado su extesorero con la Fiscalía mermó sus expectativas.

«Eso lo que hace es reafirmarnos en nuestro compromiso de la ejemplaridad y en que no vamos a pasar ni una (…) el señor Bárcenas no nos va a perjudicar más», ha apuntado Montesinos.

El PP de Casado está decidido, además, a mantener el «rumbo» fijado porque «España necesita moderación, centralidad» y «aspiraciones de concordia», y este partido se considera «la única alternativa al sanchismo».

Los populares, además, no creen que el adelanto de Vox, que les dobla en votos y supera también a Ciudadanos, genere conflictos en los gobiernos autonómicos de Madrid y Andalucía, donde el partido de Santiago Abascal condiciona desde fuera al Ejecutivo.

«Lo que ha ocurrido en unas elecciones autonómicas no debe salir de ese contexto y no debe afectar al resto de comunidades autónomas, sobre todo por responsabilidad; la estabilidad de los gobiernos autonómicos es fundamental para afrontar un momento muy difícil», ha afirmado la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, en Antena 3.