Economía

Gran contracción del consumo en España

|

Una encuesta de la OCU advierte de una notable contracción del consumo

El consumo sufre una notable contracción desde enero, según un estudio de la OCU y varias organizaciones de usuarios europeos, que mantienen que el incremento del IPC y la guerra de Ucrania están afectando decisivamente a los hábitos de consumo en el ámbito de la energía y la movilidad, y en el de las compras y el ocio.

La encuesta ha sido realizada por la Organización de Consumidores y Usuarios, en colaboración con otras cuatro organizaciones de Bélgica, Italia, Portugal y Brasil pertenecientes al grupo Euroconsumers. En total han sido más de 5.000 los encuestados entre 25 y 74 años, entre ellos más de mil españoles, en los últimos días de abril.

Estas son las cifras que ofrecen las respuestas de los consumidores en España:

– Un 42 % de los españoles prioriza ya los productos más baratos del súper, el 33 % está recortando sus salidas a bares y restaurantes y el 29 % ha renunciado o aplazado la compra de ropa.

– Uno de cada tres consumidores no tiene suficientes ahorros para afrontar nuevas subidas de precio, pero a pesar de ello la mayoría apuesta por mantener las sanciones a Rusia.

– Consumo de energía: el 45 % de los españoles ha bajado la calefacción durante el invierno para ahorrar en la factura, mientras que un 42 % admitió haber desconectado aparatos o haberlos dejado de usar por el mismo motivo.

– Consumo de movilidad: un 36 % de los españoles reconoció haber dejado de usar el coche por el aumento del precio de los carburantes.

– Consumo de la cesta de la compra: un 42 % de los encuestados españoles está priorizando el consumo de productos de marca blanca; mientras que el 21% ha reducido la adquisición de alimentos básicos como carnes y pescados.

– Consumo de ocio, otro de los grandes afectados: el 33 % está recortando sus salidas a bares y restaurantes y el 29 % ha renunciado o aplazado las compras de ropa, incluso, aunque en menor medida, la de para los hijos, reconocido por el 13 % de los encuestados.

Las expectativas de los consumidores españoles, además, no son positivas porque cuatro de cada cinco consideran que los precios de la energía y los carburantes seguirán subiendo.

Y por eso dos de cada tres tienen miedo a gastar y prefieren ahorrar para prevenir tiempos aún más difíciles, aunque uno de cada tres consumidores advierte de que no dispone de ahorro suficiente para hacer frente a nuevas subidas de precios en los próximos meses.

A pesar de estos datos, más de la mitad de los encuestados a nivel europeo, el 57 %, es partidario de mantener las sanciones a Rusia, aunque afecten a las economías nacionales, y el 58 % prefiere incluso renunciar a cierto confort en su día a día, si con ello consigue ayudar a parar la invasión de Ucrania.

Ante esta situación, la organización de consumidores española urge al Ejecutivo a tomar medidas para suavizar los efectos negativos que la crisis económica está teniendo en los consumidores