Gran reflexión política de Mónica García: «Madrid es la hostia»

La diputada de Más Madrid Mónica García, atiende a los medios a su salida este lunes de la Asamblea. EFE/Víctor Lerena
|
La candidata de Más Madrid a las elecciones autonómicas del 4 de mayo, Mónica García, ha cerrado este domingo la campaña electoral llamando a votar para «poner a latir» la región, cambiando «el odio por la convivencia» (quizás en alusión a Pablo Iglesias y sus matones) y con una honda y delicada reflexión política: «Madrid es la hostia y nos lo están robando».

En su acto final de la campaña, García ha insistido en contraponerse a Isabel Díaz Ayuso, quien ha dicho que  espera «arrasar» en los comicios. Como respuesta al vaticino de la candidata popular, y sin duda en un alto ejercicio de convivencia política y respeto al adversarios, la anestesista de Más Madrid ha dicho: «Es lo que te dice el chulo de barrio o el abusón del patio. ‘Voy a cuidar’ es lo que decimos nosotros», ha matizado.

El mitin ha tenido lugar en la Cuesta de Moyano, el lugar donde hace seis años Manuela Carmena -que no ha querido respaldar a la izquierda en la campaña- celebraba la victoria en el Ayuntamiento de la capital de Ahora Madrid, marca reconvertida en Más Madrid.

Ante un público de más de medio millar de personas, García ha sacado a colación la intervención en un mitin de la presidenta de Nuevas Generaciones del PP, Beatriz Fanjul, donde esta dijo, con poca fortuna y menor inteligencia: «¿Saben eso que dicen: más vale malo conocido que bueno por conocer? Pues eso. Eso es Ayuso».

«Lo malo conocido», ha enumerado García, es «abandonar a nuestros mayores en la residencias», hacer lo propio con sanitarios, profesores y autónomos, sumar «años y años de corrupción» y una legislatura «con cero leyes, cero presupuestos y cero ayudas».

Y «lo bueno por conocer», ha indicado, será un Gobierno «que no insulte a los más vulnerables», que no cambie el futuro de los jóvenes «por ansiolíticos y por ansiedad», y que haga «de la transición ecológica su bandera y de los aplausos a las ocho su brújula».

García ha lamentado lo mucho que se ha hablado de «una libertad hueca» propugnada por el PP, consistente en «desentenderse de la sociedad donde vivimos» y que la siguiente generación «nos venga a pagar la fiesta».

«Nos ofrecen una Comunidad de Madrid en la que podamos hacer lo que nos da la gana (…) espero que esta frase no haya llegado a los oídos de nuestros hijos», ha añadido.