Tramas judiciales y policiales

Graves anotaciones en las agendas de Villarejo salpican al Juez Andreu y la A. Nacional

|

Las grabaciones y anotaciones contenidas en las agendas del ex comisario Villarejo reflejan el entramado de relaciones que este mantuvo a lo largo de los años, no solo con Dolores Delgado, Baltasar Garzón, Dolores de Cospedal y altos mandos policiales y del Ministerio del Interior, sino también con jueces y fiscales de la Audiencia Nacional y de la Fiscalía Anticorrupción. A ellos se refería el ex comisario con la expresión «control de togas».

Según reveló primero Javier Chicote desde el diario ABC y más tarde El Periódico de España en una información firmada por Cristina Gallardo, uno de los jueces salpicados por sus relaciones con Villarejo es Fernando Andreu, nada menos que magistrado de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que  mantuvo frecuentes encuentros con Villarejo en el contexto del «caso Emperador» que él mismo instruyó en el año 2012. El «caso Emperador» investigó actividades delictivas de la mafia china en España. 

Andreu estuvo a punto de ser nombrado Secretario de Estado de Justicia por Dolores Delgado, que propuso e impulsó su candidatura, pero el nombramiento se frustró a última hora por la comprometedora aparición del magistrado en las agendas y grabaciones de Villarejo, cuya revelación se creía -como así fue- cuestión de tiempo.

Hay, en efecto, grabaciones y anotaciones incautadas al comisario y desveladas por ABC en las que los interlocutores descalifican el trabajo de los fiscales en general y de uno en particular, José Grinda, investigador a la sazón de una presunta trama de delincuencia china que llegó a salpicar al comisario de Barajas y socio de Villarejo, Carlos Salamanca.

En una de las agendas de Villarejo aparece la anotación de 12 de septiembre de 2012, reproducida por EPE, de una conversación con el comisario Salamanca en la que se refería a un presunto chivatazo que el juez Andreu habría dado a éste antes de la detención del líder de la trama, Gao Ping«Le avisó Andre del tema chino», decía esta anotación del Villarejo en su agenda.

La Operación Emperador estalló un mes después del presunto chivatazo, el 16 de octubre de 2012.

Los fiscales del caso, Juan José Rosa y José Grinda, ya sospechaban desde abril de 2012 que agentes de la Policía podrían estar facilitando información de las pesquisas secretas a los presuntos integrantes de la mafia china y así lo dijeron expresamente en un informe de 24 de abril de 2012.

En las anotaciones de Villarejo hay decenas de alusiones a las llamadas, comidas y reuniones del ex comisario y de su socio Salamanca con el juez Andreu.

Por ejemplo: el 24 de marzo de 2014 Salamanca habría estado con «Forn» y «Andre», y «ambos desaconsejan acción enfrentada contra Grinda». Y el 31 de marzo de 2014 Villarejo escribió: «Fernando Andreu: Avisó de que TVE estaba con Grinda sobre el Informe de Marcelino [Martín-Blas, comisario principal de Asuntos Internos] contra Charli [Carlos Salamanca] y el resto». El 7 de abril redactó: «Salamanca. Cita con Andreu«.

Es decir, al un lado, Andréu, Cospedal, Salamanca y Villarejo; al otro, Grinda y Sanz Roldán.

Andréu, amigo íntimo de Baltasar Garzón y de Dolores Delgado, con quien comparte tertulia en restaurantes de la Cava Baja de Madrid –a la que acude Santiago Pedraz– compartió juicios sobre periodistas a los que acusó de ser “agentes del CNI” y escuchó con compadreo el plan del excomisario para acabar con el fiscal Grinda. Hay conversaciones entre Andreu  y Villarejo, reproducidas por el diario ABC desvelaban esa complicidad:

“El hijo de puta de Grinda no para. Él sabe que yo le he jodido. No tiene ni puta idea de que somos troncos Balta y yo. Hay que hacer lo que sea para joder a este cabrón…”. Y luego llega lo más grave: Villarejo le recuerda al juez que prometió darle “los nombres de esos dos fiscales rusos, aquellos que vinieron y me prometiste que me los ibas a dar. Tú consíguelos que me voy a poner en contacto con ellos y voy a meterle… Tengo muy buena relación con el Servicio Secreto de Bielorrusia y con los rusos. Quiero ir allí: la pedofilia es un delito universal…”. Fin de la cita.

Entre risas, Andréu asiste al ‘plan’ de su amigo.

“Dame los nombres que me voy a ir a Rusia y a meterle una busca y captura y éste (el fiscal Grinda) no puede salir… Acuérdate de los nombres» le insiste Villarejo al juez.

-“Los debo tener apuntados”, responde Andréu.

-“Me dijiste: te voy a dar los nombres porque tal…”

“Sí, se me pasó”, se excusa el juez. “Yo te paso esos dos nombres”, sentencia

Y aún tiene tiempo de bromear sobre el plan de Villarejo de acusar de pedofilia al fiscal en Rusia: “¡Lo mismo en Rusia está castigado con la pena de muerte!comenta entre risas Andréu.

El 23 de mayo de 2017, Villarejo apuntó otra comida: “Comida mañana con BG, Lola y Andreu. Contacto con Salas – Disco».