Inmigración irregular

Guardias civiles avisan: reabrir fronteras con Marruecos puede ocasionar caos

|
La Asociación Profesional Justicia para la Guardia Civil (Jucil), mayoritaria en el cuerpo, ha alertado hoy sobre el «caos» que puede ocasionar en Ceuta y Melilla la inminente reapertura de la frontera con Marruecos, cerrada desde hace algo más de dos años por la pandemia.
En un comunicado, Jucil teme que esta reapertura de puestos fronterizos en tierra y del paso de viajeros y vehículos a través de los puertos de ambas ciudades autónomas se vea acompañada de «nuevos saltos» sobre las vallas fronterizas de miles de inmigrantes subsaharianos que permanecen desde hace meses en el lado marroquí.

Jucil resalta que tanto el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, como la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, prometieron en su visita a Melilla el incremento de efectivos como la adecuación del material antidisturbios a este tipo de situaciones junto con la reparación de la valla en aquellos tramos donde resulta más fácil el salto por la falta de elementos que obstaculicen este paso.

«Ninguna de esas cosas se ha llevado a cabo. Ni se ha reparado la valla, en la que hay zonas donde faltan los peines invertidos por las que el salto es más fácil, ni se ha ampliado la plantilla que ahora deberá dividirse entre los que llevan a cabo su servicio en Seguridad Ciudadana y quienes tienen que controlar en el Servicio Fiscal en el puerto» resume el portavoz de Jucil, Agustí Leal.

Leal indica que más de 3.000 inmigrantes subsaharianos se concentran en el monte Gurugú, al otro lado de la valla de Melilla, a la espera de una oportunidad para intentar un nuevo salto masivo sobre la valla de esta ciudad autónoma.

«Queremos dejar bien claro que Jucil no está en contra de la inmigración pero creemos que este proceso migratorio debe llevarse a cabo de una manera ordenada, documentada y con la aplicación de medidas y condiciones que eviten un efecto llamado sobre aquellas personas que ahora saben que, si ejercen violencia y consiguen su objetivo de cruzar la valla, lograrán con esta actitud el premio de poder moverse con libertad por toda España», ha advertido.

Jucil reclama que en Ceuta y en Melilla son necesarios «no menos» de 200 agentes más.

Ante estas circunstancias, Jucil pide que el Gobierno estudie desplegar al ejército para reforzar y garantizar la seguridad a través de los pasos fronterizos con efectivos destinados en la actualidad en Ceuta y Melilla.