Hamás afirma haber disparado más de 200 cohetes contra Israel tras bombardeos de Gaza

|

Israel y Hamas se dirigen hacia una «guerra a gran escala». Ese es el pronóstico del enviado especial de la ONU para Oriente Medio, Tor Wennesland, que pidió ayer el cese inmediato de los enfrentamientos ante la escalada bélica y la respuesta de Hamás ante los ataques de Israel a un edificio de 12 pisos en Gaza donde se encontraban las oficinas de Hamás.

El grupo islamista radical Hamás dice haber disparado en el día de ayer más de 200 cohetes hacia Israel, en respuesta a los bombardeos llevados a cabo por ese país en las últimas horas en la Franja de Gaza, que han dejado según denuncia las autoridades palestinas al menos 32 muertos y centenares de heridos.

El brazo armado de Hamás ha señalado en un comunicado que está «disparando 110 cohetes contra la metrópoli de Tel Aviv» y «100 cohetes» contra la ciudad de Beerseva, «en represalia por la reanudación de los bombardeos contra edificios en los que viven civiles».

La comunidad internacional ha pedido calma y los países musulmanes han expresado indignación por el que es el peor estallido de violencia desde hace muchos años entre el movimiento islamista radical -en el poder en Gaza- e Israel, desencadenado por enfrentamientos entre policías israelíes y manifestantes palestinos en Jerusalén Este.

El  primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, declaró el martes el estado de emergencia en la ciudad árabe-israelí de Lod por los fuertes disturbios que registró la urbe en el marco de las protestas palestinas, que desde este lunes se han extendido de Jerusalén a ciudades de Israel con descendencia palestina, mientras se agrava la escalada de violencia con Gaza.

«Desde ayer (lunes) el ejército llevó a cabo centenares de ataques contra Hamás y la Yihad Islámica en Gaza (…) y vamos a intensificar aún más la fuerza de nuestros ataques», advirtió Netanyahu, y aseguró que Hamas  «va a ser golpeado de una manera que no se espera».

El miércoles temprano, un hombre y una joven murieron en la ciudad israelí de Lod cuando se encontraban en un vehículo que fue alcanzado por un cohete disparado desde la Franja de Gaza. Estas nuevas muertes elevan ya a cinco las personas que han perdido la vida en Israel por los disparos de cohetes de grupos armados desde Gaza.

Del lado palestino, los bombardeos de los aviones y helicópteros israelíes dejan una treintena de  muertos, diez de ellos menores, y más de 220 heridos, según el Ministerio de Salud en Gaza.

Asimismo, en el norte de Cisjordania ocupada, un palestino murió y otro fue herido -ambos miembros de los servicios de inteligencia- por disparos del ejército israelí en un paso militar cerca de Naplusa.

La noche del martes, un edificio de doce pisos en el centro de la ciudad de Gaza, donde las principales figuras de Hamás tenían sus oficinas, fue destruido en un bombardeo israelí..

Responsables de Hamás y de la Yihad Islámica, segundo grupo armado de Gaza, perecieron en los bombardeos, confirmaron ambos grupos.La tensión creció el lunes, cuando un joven árabe murió tras recibir un disparo de un judío israelí, y en un contexto de creciente tensión y altercados entre palestinos e israelíes