PUBLICIDAD

‘Elcano y los suyos no eran cuatro buscavidas que no tenían otra cosa que hacer’

|

Conversación tranquila de Josep María Francàs (@jmfrancas) con Tomás Mazón (@Tms_Mzn). Ingeniero y autor de la web rutaelcano.com sobre la expedición de la primera vuelta al mundo (@Ruta_Elcano).

JMF: ¿Qué supuso la primera vuelta al Mundo?

PUBLICIDAD

TM: Fue un hito por iniciativa de los marineros supervivientes al otro lado del mundo. Aprovecharon el viaje de Magallanes a la Especiería para convertirse en los primeros en hacerlo, porque sabían que así entrarían en la Historia. Esta perspectiva nos dice mucho sobre ellos. En lo geográfico sirvió para constatar la “redondeza” del mundo, que ya era conocida desde la Grecia clásica, y para demostrar que el mar era uno.

JMF: ¿En qué sentido?

TM: Dice sobre ellos en el sentido de que se trataba de gente que estaba a otro nivel respecto al que a veces se nos ha querido hacer creer. No eran cuatro buscavidas que no tenían otra cosa que hacer. Su orgullo por hacer algo histórico, por ser los primeros, por servir a su Rey, les llevó a arriesgar su vida.

JMF: ¿El relato histórico brevemente cómo es? Empieza Magallanes y…

TM: ¡Es imposible que sea breve con ello! Fue una expedición con el objetivo de abrir una nueva ruta hacia la Especiería por el hemisferio castellano del Tratado de Tordesillas, y comerciar con éstas. Sin embargo, después de cumplir con este objetivo, Elcano quiso volver por el hemisferio portugués en vez de por el castellano, con el peligro que eso conllevaba. Navegó lejos de la costa por evitar ser apresado y completó un viaje de vuelta absolutamente épico para conseguir dar la vuelta al mundo.

PUBLICIDAD

JMF: Queda claro. ¿Qué pinta Portugal en todo esto?

TM: ¿Te refieres a la historia de la expedición?

JMF: Me refiero a que parece que el 500 aniversario lo han celebrado más en Portugal que en España.

TM: Eso nos parece, aunque tampoco tengo muy claro en qué modo lo celebran en Portugal. Aquí en España al menos hay cierto interés en conmemorarlo, pero por desgracia hay poco impulso. Creo en cualquier caso que nos corresponde a todos hacerlo, no solo desde el poder. Somos muy de echar la culpa a los políticos, pero hay cosas que podemos hacer nosotros. Yo por ejemplo creé una web. Estuve en una heladería en que daban helados sabor a Magallanes o Elcano. Eso forma todo parte de la conmemoración desde la iniciativa privada, que es prácticamente inexistente.

JMF: ¿La gesta es portuguesa y española?

PUBLICIDAD

TM: No, en absoluto es portuguesa. Al revés, Portugal trató de evitar su éxito. Diego López Sequeira envió al Maluco 6 navíos para dar caza a nuestra expedición, entre otras cosas.

JMF: Totalmente española, ¿por?

TM: Bueno, ya lo dijo la Real Academia de la Historia ¿no? Dio varios motivos por los que la expedición fue española y solo española.

JMF: Magallanes era Portugués…

TM: Magallanes dejó de ser portugués cuando pidió licencia a su Rey natural para irse del reino, pasó a Castilla y ofreció vasallaje a Carlos I, que le acogió y protegió. Ese era el modo entonces de “nacionalizarse”.

JMF: ¿Por qué piensas que ha habido poco orgullo en celebrar en aniversario de la gesta?

TM: Por desconocimiento. Quien conoce esta historia queda fascinado por ella. De hecho en otros países que tienen algo que ver con la historia de la expedición están bien orgullosos de que así sea. Argentina, Chile, Filipinas, Indonesia, etc.

JMF: ¿No se estudia?

TM: ¡No se estudia nada! A la gente le suena Magallanes como que fue quién dio la vuelta al mundo, de Elcano sabe alguno por ahí, y ya está.

JMF: Y, ¿a qué achacas esto?

TM: Pues supongo que será efecto de nuestra tan famosa habilidad para auto flagelarnos en España, de solo hablar de lo malo y olvidarnos de lo bueno. Ni le cuento si estuviéramos hablando de la conquista de Nueva España ¿no?

JMF: ¿Qué ocurre con la conquista de Nueva España? Te dirán que es un periódico asturiano…

TM: Que recae sobre ella la leyenda negra histórica con su máxima fuerza. A la vuelta al mundo la dejan de lado en este sentido porque es una historia mucho más blanca, pero si Magallanes fuera considerado español estoy convencido de que hablaríamos mucho más cuando quemó las chozas en la isla de Guam, o retuvo a algunos gigantes patagones para traerlos a España. Se potenciaría más lo malo. A Elcano, que no hizo nada de esto y fue un tipo esforzado, la leyenda negra le premia con quedar olvidado. Al menos no se habla mal de él, que no es poco.

JMF: Nos sigue persiguiendo la Leyenda negra…

TM: Nos persigue, claro que sí.

JMF: Y, ¿cómo dejarla en el olvido?

TM: Es difícil por lo arraigada que está, pero bueno, si cada uno de nosotros aporta algo por la causa, terminará calando. O eso espero.

JMF: Desde el ámbito público, ¿qué habría que hacer?

TM: Para acabar con la leyenda negra sobre todo fomentar la educación en la historia. No creo que haya ningún otro camino.

JMF: ¿No sería bueno que el Instituto Cervantes se ‘mojara’?

TM: Hasta donde yo sé, la función del Instituto Cervantes es la de difundir la cultura española en el mundo. Evidentemente, ese sería un objetivo a cubrir por ellos también.

JMF: Si tuvieras que destacar los grandes hitos de esta época de descubrimientos españoles, ¿cuales primarias?

TM: La primera vuelta al mundo y la conquista de México, son empresas que cuando uno las conoce resultan fascinantes. Pero me causan auténtica admiración las historias personales de algunos de aquellos hombres que vivieron aquella época: por ejemplo, Ginés de Mafra, tripulante de la expedición de Magallanes, pero que después acompañó a Alvarado a Guatemala, y más tarde se embarcó otra vez a cruzar el Pacífico con Villalobos… Hubo gente increíble.

JMF: ¿Te impactan más las hazañas personales?

TM: Sí, porque las hay que vivieron diferentes hechos, no solo uno. Esas historias cruzadas son las que más me gusta. Relacionar a Hernán Cortés con el auxilio que prestó a Elcano, por ejemplo, me parece que da idea de aquella empresa global en que se terminó convirtiendo España en aquella época.

JMF: Pues te lo pregunto distinto, ¿que biografías tendrían que conocer nuestros jóvenes para valorar mejor nuestra historia?

TM: Hay muchas y es difícil, pero por decir una apasionante, la de Andrés de Urdaneta, discípulo de Elcano, que guerreó contra los portugueses en las Molucas y tardó 11 años en volver a España, pasó después a México y se hizo agustino, y terminó siendo engañado para embarcar con Legazpi y encontrar el modo de completar con éxito por primera vez el viaje entre Asia y América. Urdaneta merece que su historia sea más conocida, ya lo ves. Pero hay tantos… Vicente Yañez Pinzón, Juan Díaz de Solís, Esteban Gómez, Gonzalo de Vigo… Estos navegantes eran unos auténticos cracks.

JMF: ¿Le faltó algo a la ‘Vuelta al mundo’?

TM: Comida jaja. Llegaron a estar solo con arroz hervido con agua de mar. En serio, yo creo que no, que es una historia tan rica que no deja nunca de causar admiración cuando uno la estudia.

JMF: Gracias Tomás, ojalá vayamos conociendo más las gestas de nuestra historia, mejoraríamos mucho. Un abrazo.