PUBLICIDAD
FRANCISCO YA HA PEDIDO PERDÓN

¿Le pedía ‘la mujer del agarrón’ al Papa por los perseguidos de la Iglesia china?

|

Artículo publicado en Infovaticana

Los chinos rehúyen el contacto físico. En las escuelas de negocios internacionales se enseña que las culturas tienen sus propios códigos también en lo que se refiere a la ‘invasión del espacio personal’, y así se advierte que los mediterráneos se aproximan más a sus interlocutores, tocándoles con frecuencias, mientras que otros pueblos guardan distancias físicas y evitan cuidadosamente el contacto. Quizá la más ‘despegada’ en este sentido sea la oriental.

PUBLICIDAD

Por eso resultaba doblemente curioso, en el vídeo que ha dado la vuelta al mundo y por cuya escena ha pedido perdón el Papa, que la mujer no solo acaparara con algo cercano a la violencia el brazo papal, sino que fuera evidentemente oriental, donde una actitud es especialmente inusual y reprochable.

El Papa no solo tiró violentamente del brazo para liberarse, sino que le cacheteó la mano a la mujer dos veces y se alejó con rostro claramente malhumorado. No es la primera vez que el Santo Padre pierde la paciencia con los tocamientos de las masas en sus baños de multitudes, pero quizá el gesto de irritación en este caso, particularmente pronunciado, no se debiera solo a la molestia de ser zarandeado de esa forma.

Según rumores que corren por Roma, la mujer sería, en efecto, china, y la causa de su vehemencia sería suplicar al Santo Padre que ayudara al clero y a los fieles chinos perseguidos por el gobierno comunista de Xi Jinping.

Pero el Papa, empeñado en un acuerdo con Pekín que permitiría a la Santa Sede mantener relaciones diplomáticas, concretado en un pacto secreto, ha demostrado -la última vez, en la rueda de prensa en vuelo, cuando le preguntaron por la represión de las marchas en Hong Kong- su férrea voluntad de no indisponerse con el régimen chino, a pesar de que este no ha hecho otra cosa que aumentar la persecución y el acoso contra los fieles de la ‘Iglesia de las catacumbas’.

PUBLICIDAD