La censura política en redes sociales

Instagram utiliza la violencia extrema contra Ayuso.

|

Los inquisidores tecnológicos de una religión laica censuran y cancelan la vida política

Instagram lo ha vuelto a hacer. Las redes sociales se han convertido, definitivamente, en instrumento de censura y cancelación de las nuevas religiones laicas: animalismo, veganismo, feminismo extremo, ideología de genero, etc. Instagram ha eliminado este martes una foto de la presidente de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, bajo la acusación de «vulnerar las normas sobre violencia gráfica extrema».

Por increíble que parezca, lo que ha censurado Instagram es un selfie en la plaza de toros de Las Ventas de Isabel Díaz Ayuso junto al periodista taurino David Casas.

Según la red social, los motivos para eliminar una imagen son contener «violencia gráfica extrema», publicaciones que «incitan al uso de la violencia o de ataques contra personas por razón de religión, etnia o sexo», o «amenazas concretas de daño físico, robo, vandalismo u otro tipo de daño económico».La imagen, un selfi de Ayuso junto al periodista taurino, ambos con mascarilla, corresponde a la pasada Feria de San Isidro de 2021 y ha sido eliminada este martes, tras un aviso anterior en el verano.
¿Que derecho asistió a Instagram para actuar de inquisidor general? 

La censura, además, siempre se produce en el mismo espectro político.

Desde el entorno de Ayuso se preguntan «dónde está la violencia» en la foto, y añaden que solo ha sido eliminada del perfil de la dirigente popular y no de la cuenta del periodista.