Esmail Ghaani promete vengar la muerte del militar más importante de Irán

|

El nuevo comandante de la Fuerza Quds, Esmail Qaaní, un discreto militar del que no se sabía nada la pasada semana, ha prometido «expulsar» a Estados Unidos de la región y seguir «el camino del mártir Soleimani con firmeza y resistencia».

El mismo día en que un ataque con dron en las cercanías del aeropuerto de Bagdad terminó con la vida del uniformado más importante de la república islámica, el líder máximo de ese país, el ayatolá Alí Jamenei, nombró a Ghaani como nuevo jefe del ala militar de Irán en el exterior.

«Tras el martirio del glorioso general Qasem Soleimani, nombro al general de brigada Esmail Ghaani como comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica», dijo Jamenei en un comunicado publicado en su sitio web oficial.

Con la designación no solo caerá sobre los hombros del militar la dirección del grupo iraní encargado de operaciones de élite en la región o la coordinación de la política exterior de su país en Medio Oriente. De él se espera también que nazcan -o que supervise- las acciones que marcarán la «venganza severa» que prometió Jamenei contra los responsables del «martirio» de Soleimani.

También en el funeral, el comandante de la Fuerza Aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, Amir Alí Hayizadeh, afirmó que es necesaria «la destrucción completa de EEUU en la región».

«La venganza del mártir Soleimani no terminará lanzando cuatro misiles, atacando una base (estadounidense) o incluso matando a Trump; quiero decir, ninguno de estas acciones tiene el mismo valor que la sangre de este mártir», agregó.