SIN ORDEN JUDICIAL

Juan Guaidó rescata a una diputada sitiada por la contrainteligencia militar

|

El régimen chavista aprieta su tenaza contra el Parlamento democrático cuando faltan menos de tres semanas para la trascendental elección de la junta directiva de la Asamblea Nacional (AN).

Juan Guaidó, presidente legislativo que pretende continuar también en 2020 como presidente encargado, encabezó el pasado viernes el rescate de la diputada Yanet Fermín.

Agentes de la Dirección General de la Contrainteligencia Militar (Dgcim) habían sitiado previamente la vivienda de la parlamentaria, que dispone de inmunidad, para llevársela detenida sin contar con ninguna orden judicial ni nada parecido, algo habitual en el proceder de las fuerzas gubernamentales.

La diputada pidió socorro a través de sus redes sociales y hasta allá se trasladaron Guaidó, las asambleístas Delsa Solórzano y Adriana Pichardo y abogados de derechos humanos. Entre todos lograron romper el cerco.

El sorprendente operativo chavista sucede sólo horas después de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) adelantara el allanamiento de la inmunidad de otros cuatro diputados, entre ellos Jorge Millán, quien figura como vicepresidente primero en la candidatura de Guaidó. El objetivo final de esta ofensiva es que Guaidó no sume los votos suficientes para seguir al frente del Parlamento democrático.

Las nuevas víctimas de la revolución son los diputados Millán (Primero Justicia, partido del canciller Borges y del ex candidato presidencial Henrique Capriles), Hernán Alemán (Acción Democrática), Carlos Lozano (partido regionalista Camina) y Luis Stefanelli (Voluntad Popular). La Sala Plena del TSJ se reunirá el lunes para iniciar el proceso en su contra. Les acusan de traición a la patria, conspiración, rebelión civil y otros presuntos delitos políticos.