DECEPCIÓN

La cumbre del fiasco: ¿para qué hemos gastado 50 millones y hemos emitido 65.000 toneladas de CO2?

|

La cumbre del clima de Madrid ha concluido sin pacto para regular los mercados de carbono (previstos en el artículo 6 del Acuerdo de París) y ordenar el comercio de los derechos de emisión en un sistema único para todo el mundo, que se ha pospuesto para la próxima conferencia que se celebrará en Glasgow.

El acuerdo mínimo ha llegado dos días después de la jornada prevista para el cierre, en un tiempo de descuento que ha convertido la cita de Madrid en la Conferencia del Clima más larga de la historia; había sido la que más deprisa se organizó, porque España montó la cita en apenas un mes, después de la renuncia de Chile por la grave crisis que vive el país y que ha costado más de 50 millones de euros y que ha provocado que se emitan más de 65.000 toneladas de CO2.

Decepcionado por el resultado se ha mostrado el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, aunque ha señalado que «no se rendirá en la lucha contra la crisis climática»; «la comunidad internacional ha perdido una oportunidad importante de mostrar una mayor ambición en mitigación, adaptación y finanzas para afrontar la crisis climática».