EN ESPAÑOL

Preocupación en clientes y compañías por el hackeo del Banco de las Islas Caimán

|

La «mayor filtración de datos bancarios desde los Panama Papers». Así han denominado varios expertos el hackeo del Banco de las Islas Caimán. Un ataque en el que los hackers han robado dinero, los datos bancarios de miles de los clientes de la entidad financiera y han ofrecido incluso una recompensa de 100.000 euros para quien haga lo mismo con otras entidades de estas características.

Se trata de un ataque reivindicado por un comunicado en español que lleva la firma de Phineas Fisher, el mismo grupo que años atrás hackeó a las bases de datos sindicales de los Mossos publicando información privada de cientos de agentes, incluidos sus domicilios.

«Hay una investigación criminal en marcha y el Cayman National está cooperando con las autoridades para identificar a los autores del robo de datos«, ha asegurado la entidad en un comunicado, al mismo tiempo que sostiene que «el Cayman National se toma las brechas en la seguridad de los datos muy en serio y se está llevando a cabo una investigación forense de carácter técnico para asegurarnos de que los clientes y empresas están protegidos».