GRACIAS A SU GESTIÓN

Trump reconcilia a Serbia y Kosovo en acuerdo histórico tras la guerra de 1998

|

Por PanamPost

El presidente de EEUU, Donald Trump, anunció en Washington que Serbia y Kosovo acordaron, por un lado, normalizar sus relaciones económicas, y por otra parte, abrir sendas embajadas en Jerusalén, lo que supone el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Israel y Kosovo.

«Serbia y Kosovo se han comprometido a la normalización económica», dijo Trump.

El paso dado hoy no supone sin embargo que Serbia reconozca la soberanía de su antigua provincia (Kosovo), razón por la cual los acuerdos fueron firmados, en la Casa Blanca, de forma bilateral: entre Serbia y Estados Unidos por el presidente serbio, Aleksandar Vucic y Trump, y Kosovo y EEUU, por el primer ministro kosovar, Avdullah Hoti, y el mandatario estadounidense.

«Después de una trágica y violenta historia y años de negociaciones fallidas, mi Administración ha propuesto una nueva forma de tender puentes al enfocarnos en la creación de empleos y de crecimiento económico. Los dos países han logrado un gran avance», declaró el jefe de la Casa Blanca.

Hoti y Vucic se reunieron durante dos días en Washington bajo la mediación del enviado especial estadounidense Richard Grenell, para tratar sobre todo asuntos de cooperación económica que allanen el camino hacia la solución de otros problemas pendientes entre las dos partes.

En declaraciones a los medios de su país, Vucic afirmó que el encuentro en Washington ha traído «muy importantes y buenas cosas económicas».

«No hemos solucionado nuestros problemas (entre Belgrado y Pristina), hay todavía mucho trabajo ante nosotros» pero el acuerdo económico es «un trabajo brillante» de Trump y su Gobierno, dijo.

Eso sí, insistió en que al no haber firmado ningún documento que haya sido también rubricado por un representante kosovar, Serbia sigue sin reconocer la independencia que Kosovo proclamó de forma unilateral en 2008.

«Hemos hecho un buen acuerdo para Serbia, se ha dado un enorme paso adelante», prosiguió Vucic al destacar como especialmente positivo el lazo con «la mayor potencia del mundo» y avanzar en el campo económico.

Con respecto al contenido concreto del pacto, reveló que, entre otros asuntos, se acordó impulsar proyectos de infraestructura con el apoyo de Estados Unidos.

También indicó que Kosovo se ha comprometido a entrar en el llamado «mini Shengen», un acuerdo regional de mercado común, libre comercio y libre circulación de personas.

Por su parte, Hoti explicó, en declaraciones a los medios kosovares, que ambos países aceptaron una moratoria de un año, en la que Kosovo no solicitará ingresar en organizaciones internacionales y Serbia desistirá de su campaña contra la soberanía kosovar.

Para Hoti hoy se ha dado «un gran paso» hacia «la finalización de un acuerdo definitivo para el reconocimiento»»de su país por parte de Serbia. Además, abre «grandes expectativas de que los proyectos acordados cambien la imagen económica» kosovar, declaró el mandatario a los medios de su nación.