Israel confirma un alto al fuego «mutuo e incondicional» con Hamas en Gaza

|

Tregua bilateral entre Israel y la milicia palestina Hamas tras once días de hostilidades. En medio de la creciente presión internacional, las partes accedieron a un alto el fuego, cuyo cumplimiento será vigilado por Egipto. El pacto llega después de que fuentes del ejército israelí declararan que ya habían logrado la mayoría de sus objetivos.

En declaraciones telefónicas a la televisión Al Aqsa, el portavoz del brazo armado de Hamas Abu Unaida señaló que si Israel vuelve a atacar Gaza antes de que empiece el alto al fuego a las 2 am del viernes, o si no respeta la tregua, la organización está lista para un lanzamiento masivo de cohetes hacia Israel.

El acuerdo de cese el fuego se produce después de que fuentes del Ejército de Israel informaran este jueves de que la mayor parte de los objetivos de esta ofensiva ya se habían logrado. Esto es la destrucción de infraestructuras y la muerte de los líderes de Hamas.

El pacto se logró gracias a la intervención de mediadores egipcios.

Después de respaldar al principio «el derecho a defenderse de Israel», el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, terminó por pedir al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu que rebajara las tensiones el pasado miércoles.

Biden celebró este jueves la noticia de la tregua y anunció el envío de ayuda humanitaria a Gaza. Por otro lado, aseguró que apoyaría a Israel en el refuerzo de su sistema de protección aérea, llamada Cúpula de Hierro, que frenó el 90% de los cohetes lanzados por Hamas, según las autoridades israelíes.

El líder de Hamas, Musa abu Marzuk, ya adelantó la noche del miércoles la posibilidad de un cese temporal de las hostilidades con Israel en una entrevista a la televisión libanesa. A cambio, la organización pedía al gobierno de Tel Aviv que las fuerzas armadas israelíes no volvieran a entrar en la mezquita de Al Aqsa y que se detuvieran los desalojos de la población palestina que reside en el barrio de Sheij Yarrah, en Jerusalén. Fuentes israelíes citadas por Reuters niegan que estos puntos formen parte del acuerdo de alto al fuego.

Hasta este jueves, la ofensiva aérea de Israel dejó al menos 232 palestinos muertos, entre los cuales se contabilizan 65 niños. Mientras que los cerca de 4000 cohetes lanzados desde Gaza causaron la muerte de 12 israelíes, incluidos 2 niños.

Sin embargo, uno de los episodios que desató más reacciones internacionales fue el bombardeo por parte de Israel de un edificio que albergaba las oficinas en Gaza de la televisión catarí Al Jazeera y de la agencia de prensa estadounidense Associated Press. Tel Aviv alegó que en el inmueble se encontraba una sede de operaciones de Hamas y que pidió con diez minutos de antelación el desalojo del lugar.