Primeros problemas para la Big Tech

Italia sanciona a Facebook y Australia le echa un pulso

|

La Autoridad garante de la Competencia y Mercado de Italia ha multado a la red social Facebook con el pago de 7 millones de euros por el uso indebido de datos de sus usuarios.

En concreto, ha sancionado a las empresas del grupo Facebook Ireland Ltd. y Facebook INC por no haber acatado una resolución que el grupo estadounidense ha recurrido.

La autoridad italiana emitió en noviembre de 2018 una disposición en la que consideraba que Facebook indujo a engaño a los usuarios para que se registraran en su plataforma y no les informó de forma inmediata y adecuada, durante la activación de la cuenta, de que los datos recogidos iban a tener fines comerciales y tampoco se les comunicó las finalidades retributivas subyacentes al servicio.

En la opinión de este organismo italiano, la información proporcionada por Facebook “era genérica e incompleta y no proporcionaba una distinción adecuada entre el uso de los datos necesarios para la personalización del servicio” y los requeridos para “campañas publicitarias específicas”.

Además de sancionar a Facebook, la citada autoridad “prohibió la difusión de la práctica engañosa y ordenó la publicación de una rectificación en la página web de la empresa en Italia, además de en los perfiles de cada usuario italiano registrado”.

Las dos empresas no han publicado la rectificación y tampoco brindan información a los usuarios sobre la recopilación de sus datos, esencial para que el cliente decida si activa el servicio o no.

Un portavoz de Facebook ha señalado que el grupo toma nota de la decisión, pero espera “el fallo del Consejo de Estado sobre la apelación contra las conclusiones iniciales” de la entidad italiana.

Pero los problemas para Facebook no han hecho mas que empezar en distintos países.

El gobierno de Australia ha cuestionado este jueves la “credibilidad” de Facebook después de que la multinacional de Silicon Valley prohibirá a los editores de periódicos y al resto de usuarios del país compartir noticias elaboradas por medios de comunicación en su plataforma.

“Facebook necesita pensar con mucho cuidado sobre lo que esto significa para su reputación y prestigio (…) En este momento, cuando ya existen dudas sobre la credibilidad de la información en Facebook, es algo que obviamente deben de considerar”, dijo al canal público ABC el ministro de Comunicación, Paul Fletcher.

La compañía tecnológica indicó que la medida es en respuesta a una propuesta de ley que impulsa el Gobierno australiano para obligar a Facebook, y otras plataformas, a acordar un pago por las noticias y contenidos que ellos publican, pero que son elaboradas por los medios tradicionales.

“Como respuesta a la nueva propuesta de ley, Facebook restringirá la capacidad de los editores y el resto de las personas en Australia para compartir o leer contenidos noticiosos producidos por medios australianos o internacionales”, indicó Facebook.

En la práctica, ello supone que todas las noticias producidas por medios australianos quedarán vetadas en Facebook, y que además, aquellas producidas por medios de fuera de Australia no serán visibles para los usuarios del país.

El bloqueo ha afectado a otros servicio y perfiles, como al Departamento de Incendios y Servicios de Emergencia de Australia Occidental o a la Oficina de Meteorología.

El Parlamento australiano estudia una propuesta de ley que obligue a las tecnológicas y medios acordar un pago por las noticias; y en caso de no alcanzar un acuerdo, un tribunal deberá mediar para decidir el monto.

Tanto Facebook como Google, que llegó a amenazar con dejar de operar en el país, han expresado en repetidas ocasiones su rechazo a esta propuesta de ley, que anoche fue aprobada por la Cámara de Representantes y se espera que la semana que viene llegue al Senado.

Este mismo miércoles, Google y News Corp, empresa editora de cabeceras como The Times, The Sun, The Wall Street Journal y The New York Post, anunciaron un acuerdo por el que el gigante de internet pagará por mostrar sus contenidos en la sección de noticias del buscador.

Se trata de un acuerdo de tres años por el que Google pagará “cantidades significativas” a News Corp a cambio de poder mostrar las noticias elaboradas por los distintos diarios de su propiedad en la sección destacada de Google Noticias.

Las cabeceras de News Corp que recibirán dinero de Google son The Wall Street Journal, Barron’s, MarketWatch y The New York Post en Estados Unidos.; The Times, The Sunday Times y The Sun en el Reino Unido; y varias publicaciones en Australia como The Australian, Sky News, news.com.au y multitud de medios locales australianos.

El buscador también llegó recientemente a otro acuerdo similar con 121 empresas editoras de Francia y en los últimos tiempos ha cerrado contratos particulares con editores de Argentina, Brasil, Alemania y Reino Unido.

¿Y en España?