Kamala Harris dimite como senadora antes de la investidura como vicepresidente de EE.UU.

Kamala Harris.
|

La vicepresidenta electa de Estados Unidos, la demócrata Kamala Harris, ha dimitido formalmente de su puesto como senadora de la Cámara Alta del país, donde ha ejercido durante los últimos cuatro años. 

Un asistente de Harris confirmó a la cadena de televisión CNN que Harris envió este lunes su carta de renuncia al gobernador de California, Gavin Newsom, cuyo estado ha representado en los últimos cuatro años en el Senado. 

«Querido gobernador Newson: Renunció aquí como senadora del estado de California, efectivo el 18 de enero de 2021 a las 12.00 pm EST (17.00 hora GMT). Al asumir mis deberes como vicepresidenta de Estados Unidos, me gustaría agradecer a la gente de California por el honor de haberlos servido en el Senado de EE.UU. en los últimos cuatro años», indicó Harris en la misiva. 

El próximo miércoles, Harris jurará el cargo como la primera mujer que accede a la Vicepresidencia del país, algo que los medios no han dudado en calificar como «hito». Y es que la emoción de la izquierda norteamericana también radica en que Harris es la primera afroamericana y la primera persona de origen asiático en convertirse en vicepresidenta.

Sin embargo,  aunque los medios se empecinen en tratarla de afroamericana, Harris es en verdad de origen jamaicano e hindú.

Newsom ha designado al secretario de Estado de California, Alex Padilla, para sustituir a Harris en el Senado, una cámara que lidera el vicepresidente del país, con lo que la ya exsenadora se encargará de presidirla una vez que jure su nuevo cargo el miércoles. 

Harris jurará como vicepresidenta con la ayuda de la juez Sonia Sotomayor, la primera magistrada hispana del Tribunal Supremo estadounidense, en una ceremonia frente al Capitolio en Washington, un poco antes de que Joe Biden preste juramento como presidente de EE.UU., en su caso frente al jefe de la alta instancia judicial, el juez de tendencia conservadora John Roberts

El juramento de ambos cargos consiste en repetir una breve frase que les recitarán Roberts y Sotomayor, y con la que Biden y Harris se comprometerán a ejercer diligentemente sus nuevos puestos y a defender la Constitución. 

Mientras jure su cargo, Harris pondrá la mano encima de dos Biblias, como es tradición en el país, afirmó el sábado un asesor de la vicepresidenta electa citado por varios medios, que pidió el anonimato.