Economía

La Casa Blanca alerta de una inflación «extraordinariamente elevada» en marzo

|

La portavoz de Biden recurre al comodín de la guerra pero en noviembre, diciembre y enero ya estaba en torno al 7%

El Gobierno de Estados Unidos alertó este lunes de que el dato de inflación registrado en marzo y que se conocerá mañana, martes, será «extraordinariamente elevado«, según sus predicciones, y acudió al fácil y previsible recurso de culpar de ello solamente a la invasión rusa de Ucrania.

En una rueda de prensa, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, se refirió en todo momento a la alta inflación como «la subida de precios de Putin«.

Los precios, no obstante, ya estaban disparados en Estados Unidos antes de que Rusia iniciase la invasión de Ucrania.

En noviembre, diciembre y enero se registraron aumentos interanuales del Índice de Precios al Consumo del 6,8 %, 7 % y 7,5 %, respectivamente.

Joe Biden está muy preocupado ante el coste que puede tener en las elecciones legislativas de noviembre la subida de los precios más alta desde hace cuarenta años y que según la mayoría de economistas, no parece que vaya a remitir de forma inmediata.