Mercado inmobiliario

La compra de viviendas crece un histórico 66 % frente a los mínimos de 2020

|

La compraventa de viviendas se disparó en abril un 65,9 % frente al mismo mes de 2020, coincidiendo con la parálisis de la economía durante el primer estado de alarma por la pandemia, y pese a registrar la mayor subida desde que comenzó la serie sumó 42.211 operaciones, el menor dato desde enero.

Sin embargo, por tercer mes consecutivo se superaron las 40.000 operaciones, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El aumento de casi el 66 % registrado en abril, que sucede al 32,4 % de marzo, es el mayor que se constata desde que comenzó la serie en 2007.

Además, si se comparan las cifras con las registradas un mes antes, la compra de viviendas descendió en abril un 10,8 % en tasa mensual y rompió con 4 meses de subidas.

Con todo ello, en los cuatro primeros meses del año, la compra de viviendas acumula una subida del 12,5 %.

Con esta comparativa, marcada por el confinamiento y el retroceso de las operaciones sufrido en los primeros meses de la pandemia, la compraventa de viviendas suma dos meses de fuertes aumentos tras las caídas registradas en enero (-15,4 %) y febrero (-4,3 %), que en estos casos hacían referencia a valores previos al estallido de la crisis sanitaria.

Subidas récord con respecto a los mínimos de 2020

Las compraventas de vivienda usada siguieron siendo las más numerosas en abril con casi el 78 % del total, mientras que el 20,2 % restante correspondió a viviendas nuevas.

Sin embargo, fue la vivienda nueva la que más incrementó sus operaciones en abril, un 82,2 % interanual, hasta las 8.520 transacciones. Esta subida, marcada por el estado de alarma y las restricciones a la movilidad de un año antes, fue la mayor desde que comenzó la serie en 2007.

Por su parte, la compraventa de vivienda usada creció un 62,3 %, también su mayor aumento, hasta las 33.691 operaciones.

Desde que arrancó el año, las transacciones de vivienda nueva se han disparado un 28,8 %, mientras que las de la vivienda usada lo han hecho un 8,7 %.

Además, el 91,5 % de las viviendas transmitidas por compraventa en marzo fueron libres (38.631 operaciones, el 68,4 % más) y el 8,5 % protegidas (3.580 transacciones, el 43 % más).

Se extienden las caídas frente a marzo

Con respecto a marzo, todos los tipos de viviendas experimentaron caídas en las compraventas, siendo más destacadas en aquellas nuevas (-16,1 %) que en las usadas (-9,4 %).

Además, por régimen de vivienda, las compraventas de aquellas libres descendieron un 10,6 % en tasa mensual y las protegidas un 12,6 %.

Por comunidades autónomas, todas registraron fuertes aumentos en las compraventas con respecto a abril de 2020, siendo las más destacadas las de Extremadura (178,5 %), Castilla-La Mancha (165,1 %), Navarra (121,2 %) o Castilla y León (99,3 %).

Caen las herencias

Con respecto a marzo, cuando marcaron su récord histórico con 19.446, las herencias de viviendas sumaron en abril 16.617 operaciones, el 14,5 % menos que el mes anterior pero casi el triple que el mismo mes de 2020, cuando el mercado estaba prácticamente paralizado por la pandemia.

De acuerdo con la estadística del INE, el número de compraventas de fincas subió en abril un 96 % en tasa interanual hasta las 174.323 y el mayor incremento se dio en las rústicas, que se dispararon un 172,8 %, mientras que las urbanas lo hicieron el 81,2 %.