La curiosidad imparable de Leonardo da Vinci, en un solo tomo

|
Celia Sierra
EFE.- Cientos de dibujos, un estudio pormenorizado de todas sus pinturas que incluye los estudios más recientes y un recorrido detallado por la vida del pintor, escultor, arquitecto e inventor más famoso de todos los tiempos conforman «Leonardo», un libro que radiografía la vida y obra del genio del Renacimiento.

La monografía, publicada por Taschen en tamaño XXL, es el estudio más completo y exhaustivo realizado hasta la fecha del artista italiano, que abarca todas sus obras pictóricas existentes y perdidas.

El tomo está firmado por Frank Zöllner, uno de los mayores expertos en la obra de Da Vinci (1452-1519) en el mundo y ve la luz este mes de mayo.

La edición, de más de 700 páginas, está exhaustivamente ilustrada y es una amplia actualización del catálogo publicado en 2018. El primer apartado se centra en los descubrimientos más recientes de la obra y vida de Leonardo que han visto la luz desde esta fecha como la subasta del famoso «Salvator Mundi».

El autor no rehuye de la controversia que este cuadro -subastado por 450 millones de dólares a un jeque saudí en 2017-, ha generado desde su aparición. Reúne las claves y analiza de modo crítico la polémica restauración a la que se sometió la tabla.

El libro también destaca los estudios realizados tras el descubrimiento de una copia de la Mona Lisa en el Museo del Prado en Madrid (2012), que fue pintada por un discípulo de Leonardo da Vinci, y que ha arrojado luz sobre las dinámicas de trabajo en el taller del italiano, donde trabajaban decenas de otros artistas a su servicio.

La «Mona Lisa» de Madrid, explica Zöllner, tiene un contorno exacto al original del Louvre, lo que confirma «la estrecha colaboración entre discípulo y maestro» y que «era más habitual de lo que parece». Se han encontrado más obras de este discípulo.

«La Mona Lisa de Madrid confirma lo que los hallazgos radiológicos en otras obras permitían sospechar: el taller de Leonardo producía cuadros a partir de esbozos o pinturas del maestro, antes de que las obras estuvieran terminadas. Cuando se trataba de obras singularmente importantes, las corregía con su propia mano para obtener resultados perfectos».

Junto a los más recientes descubrimientos, el libro hace una cronología por los hitos más importantes de la vida del polifacético artista, desde sus primeros años en Florencia, a su traslado a Milán, acompañado por el estudio de sus obras más conocidas como «La última cena» o la Mona Lisa.

El libro, exhaustivamente ilustrado, reúne todos los dibujos -más de 700- conocidos de Leonardo da Vinci. La genialidad del trazo del artista no se reduce a sus cuadros, como se puede ver en los numerosos cartones y bocetos preparatorios para obras como «La última cena», una de sus escenas más enigmáticas.

El libro incluye también la brillante faceta de Da Vinci como anatomista: podía dibujar con sumo detalle niños a punto de nacer en el útero materno o las distintas partes del cuerpo humano, pero también era capaz de idear máquinas visionarias de intrincados diseños que prueban su genialidad sin límites.