ETA: delitos de lesa humanidad

La Fiscalía rechaza recurrir la absolución del exjefe de ETA Gadafi

|
La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha rechazado recurrir la sentencia que absolvió al histórico exjefe de ETA Juan Carlos Iglesias Chouzas, alias Gadafi, del asesinato de un exguardia civil en 1991 en Bilbao en base a una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que supuso la excarcelación de otro etarra, Xabier Atristain.

Según han informado a Efe fuentes del caso, la decisión del ministerio público es no recurrir la sentencia de la sección segunda de lo Penal que eximió a Iglesias Chouzas de responsabilidad penal.

La Sala tuvo en cuenta la reciente sentencia del TEDH que consideró vulnerados los derechos de Xabier Atristain al no permitirle elegir un abogado cuando estaba detenido en 2010 en régimen de incomunicación, lo que provocó su excarcelación el 17 de febrero tras haber sido condenado a 17 años de prisión por pertenencia a banda armada y posesión de armas y municiones.

Para tomar su decisión, el ministerio fiscal, que pidió en el juicio 40 años de prisión para Gadafi, ha tenido en cuenta el criterio de la Audiencia respecto a la motivación judicial de las incomunicaciones de varios exmiembros de ETA que declararon en el juicio como testigos -principal prueba de cargo.

La Audiencia indicó que la proyección de dicha doctrina del TEDH en el de caso de Gadafi conducía a considerar que «no aparecen recogidas en las actuaciones suficientes antecedentes de las condiciones en que se prestaron las declaraciones sumariales, ni del régimen de garantías que las acompañaron».

Según los magistrados, no constan las resoluciones judiciales ni los razonamientos jurídicos que avalaron el régimen de incomunicación, y la Sala estimó que sólo era válida la declaración que prestaron en el juicio varios exmiembros de la banda.

Durante la instrucción, la Fiscalía llegó a pedir el sobreseimiento de la causa en una ocasión. Este procedimiento ha sido reabierto a lo largo de los años en varias ocasiones, la última a raíz de un informe de la Ertzaintza.

El atentado por el que ha sido absuelto fue cometido el 31 de enero de 1991 cuando el exguardia civil Francisco Díaz de Cerio recibió cinco disparos por la espalda.

La sentencia del TEDH también ha motivado que otra exdirigente de ETA, Iratxe Sorzabal, invocase este caso ante el Tribunal Supremo con el objetivo de revocar su condena a 24 años y medio de prisión por un doble atentado perpetrado el 2 de noviembre de 1996 en Gijón.

Sortu llegó a pedir la excarcelación de la mayoría de miembros de la banda aún recluidos en aplicación del mismo criterio, pero las víctimas advirtieron que el caso no es «extensible a otros etarras», sino que habrá que analizar cada caso y que, de cualquier modo, las sentencias firmes no se podrían revisar.