La Guerra Civil inédita de Wenceslao Fernández Flórez

|

Alfredo Valenzuela

EFE.- «Crónicas de la Guerra Civil» reúne las crónicas que para la prensa suramericana escribió entre 1937 y 1938 Wenceslao Fernández Florez, el autor más leído de su época y uno de los cronistas parlamentarios más brillantes del periodismo español, pese a lo cual esos textos han permanecido inéditos en España hasta ahora.

Publicadas por Ediciones 98, estas 39 crónicas tratan sobre las batallas de Teruel y del Ebro, sobre la intervención soviética en la guerra y los efectos del comunismo y su propaganda, y sobre los métodos de la represión soviética trasladados a las checas, entre otros asuntos.

Ediciones 98 considera que «Crónicas de la Guerra Civil» completa la trilogía de Wenceslao Fernández Flórez dedicó al conflicto las novelas «Una isla en el mar rojo» y «La novela número 13» y el libro testimonial «El terror rojo», título que también ha permanecido inédito en español hasta este año que lo tradujo del portugués Jesús Blázquez, director de este sello editorial.

Blázquez ha dicho a Efe que estas crónicas son, precisamente, una «continuación» de «El terror rojo», título que el escritor no quiso traducir después de que se publicara en Portugal en plena Guerra Civil y que tampoco quiso incluir en sus obras completas -unas 12.000 páginas en nueve volúmenes de papel biblia- por tratarse de un libro demasiado personal y de recuerdos demasiado amargos, ya que cuenta su peripecia en sedes diplomáticas de Madrid durante el primer año de guerra huyendo de los milicianos chequistas que pretendían asesinarlo.

La familia de Fernández Flórez ha conservado los mecanoscritos con correcciones a mano del propio autor de estas 39 crónicas -casi 300 páginas inéditas- que, entre finales de 1937 y mediados de 1938, fueron enviadas a periódicos suramericanos -los originales no especifican a cuál o cuáles-, y algunas de ellas fueron reutilizadas después de la primavera de 1938 por el «Diário da Manha» de Lisboa.

Las crónicas se conservaron sin la fecha, por lo que los editores han debido de hacer un estudio del contenido para poder situarlas temporalmente, y algunas sin título, por lo que han sido bautizadas en razón de su contenido o de los hechos referidos en cada una.

Jesús Blázquez considera estas «Crónicas» una «continuación» de «El terror rojo», libro que también ha permanecido inédito en español hasta este mismo año que lo ha publicado Ediciones 98, porque además de informar de sus propias actividades y viajes durante 1937 y 1938 ofrece «un impactante fresco sobre trascendentes acontecimientos sucedidos durante aquellos luctuosos años de guerra civil»

El editor también ha dicho que estas crónicas constituyen unas «memorias» y «una crónica vívida de cuanto acontecía entre el invierno de 1937 y la primavera de 1938» y que es la continuación natural de «El terror rojo», donde «recogió su odisea personal en el primer año de guerra para salvarse de un seguro asesinato en  el  Madrid  revolucionario, y en la Valencia bombardeada».

Blázquez ha destacado igualmente la importancia literaria, periodística y testimonial de estos textos que, publicados por primera vez en España 84 años después de haber sido escritos, reflejan la visión personal de un escritor de la categoría de Wenceslao Fernández Flórez.

«Se recogen en esta obra las vivencias e impresiones del escritor de forma magistral, junto a la aguda crónica de los acontecimientos acaecidos en aquellos tristes años, y se ocupan de la constitución del Instituto de España en Salamanca, del chequista García Atadel, de la conformación de los gobiernos de uno y otro bando contendiente, además de incluir una serie de entrevistas con personalidades del momento como Nicolás Franco y Ríos Capapé», ha añadido el editor.

Para el editor, que cuenta en su catálogo con autores como Baroja, Pla, González Ruano y Stefan Zweig, Wenceslao Fernández Flórez «es uno de nuestros más importantes escritores del siglo XX»