Cultura de la muerte

La izquierda quiere consagrar el aborto como derecho fundamental en la Unión Europea

|

Apenas dos semanas después del fallo del Tribunal Supremo de EEUU, que devolvió a los Estados miembros la facultad para legislar sobre el aborto, la izquierda europea quiere ahora ignorar la soberanía de los Estados Miembros de la UE en materia de derecho a la vida, e incluir el aborto como derecho fundamental dentro de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

De tal manera, la izquierda europea pretende debilitar políticamente la soberanía de los estados miembros en la cuestión del aborto, que pretende imponerse desde Bruselas como si se tratara de un derecho fundamental.

Los grupos socialdemócrata, liberal, verdes y de la izquierda de la Eurocámara logró una mayoría alternativa (que no requiere a los populares europeos) para sacar adelante esta resolución.

Su objetivo es reformar el artículo 7 de la Carta, que ahora consagra el derecho al respeto de la vida privada y familiar, domicilio y comunicaciones de las mujeres, para añadir el derecho «a un aborto seguro y legal».

Una reforma que no obliga

Reformar la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que recoge los derechos civiles, políticos, económicos y sociales de los europeos y se proclamó en el año 2000, requiere la unanimidad de todos los Estados miembros para ser reformada.

A mayor abundamiento, la Carta solo es vinculante en áreas del derecho donde la Unión Europea tiene competencias. Y en este ámbito, no las tiene.

La resolución se aprobó por 324 votos a favor, 155 en contra y 38 abstenciones.