Cómplices de la tiranía

La ministra de derechos sociales da la espalda a los derechos humanos en Cuba

|
La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, no solo ha vuelto a negar que Cuba sea una dictadura sino que ha exculpado al gobierno dictatorial de la isla de ser responsable de la situación que viven sus habitantes.
Bellarra, en un ejercicio de máximo cinismo y frialdad hacia los cubanos, ha dicho que el embargo que sufre Cuba por parte de EEUU  es lo que ha provocado una situación política y humanitaria «absolutamente excepcional» y ha reclamado que se levante este bloqueo para que los cubanos «puedan vivir mejor». Nada de la represión, nada de las libertades, nada de los derechos civiles y políticos. Puro argumentario comunista, en defensa de los suyos, por tiranos que sean.

En una entrevista en RNE, la secretaria general de Podemos ha eludido entrar en el debate sobre si Cuba es una dictadura o no. «Nos equivocaríamos si estuviéramos enzarzados en un debate que no contribuye a que la gente que vive en Cuba viva mejor. Quien quiera hacer política nacional con este tema, muy bien, pero yo no lo voy a hacer». Un escándalo democrático en toda regla.

«Creo que es un debate absolutamente vacuo, está fuera de toda duda que la situación que vive Cuba es absolutamente excepcional, es un país que vive 60 años de bloqueo y embargo y eso ha provocado una situación humanitaria, política, social y económica absolutamente excepcional», ha afirmado. Son las declaraciones propias de la cómplice de la tiranía.