Crisis de Argelia provocada por Sánchez

La oposición pide al Gobierno explicaciones sobre el portazo de Argelia

|
El PP y Ciudadanos han pedido la comparecencia parlamentaria del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, para que dé cuenta en el Congreso de los Diputados de las graves consecuencias de la ruptura de la cooperación en todos los ámbitos decretada por Argelia como consecuencia del cambio de postura de Sánchez en la cuestión del Sahara.
Todo el arco parlamentario, salvo el PSOE, acusa directamente al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de no calcular las repercusiones de sus decisiones, en especial la oficialización de su radical cambio de postura en relación al Sahara, un asunto clave para el equilibrio geopolítico y la influencia de España en la región del mediterráneo, con graves repercusiones comerciales y económicas.

A través de un comunicado, los populares consideran una «muy mala noticia» la suspensión del acuerdo que, asegura, «obedece a la ausencia de una verdadera política exterior» y «a los giros unilaterales y los bandazos del presidente del Gobierno, porque allí donde hay un problema, en lugar de resolverlo, genera tres».

A la petición de comparecencia de Albares, Ciudadanos también ha sumado la de ministra Teresa Ribera ante la Comisión de Transición Ecológica, como ha explicado su portavoz parlamentario, Edmundo Bal, quien ha destacado que el anuncio de Argelia se produce «justo después de que Sánchez sacara pecho de lo bien que lo hace todo y de exigirnos a la oposición altura de miras y sentido de estado».

Vox ha denunciado que la decisión adoptada por Sanchez respecto de Argelia, que «los caprichos de un dirigente nunca pueden marcar la política exterior de un país«, según ha escrito su dirigente, Santiago Abascal en Twitter, y ha urgido a echar a Sánchez «para recuperar soberanía, economía, seguridad, afectos y prestigio internacional».