Las ayudas de la U.E. por Covid-19 y el caso de España. Análisis de Félix García de Pablos

|

Por Félix García de Pablos

FONDOS COMUNITARIOS: COVID-19

A petición de los jefes de Estado o de Gobierno, la Comisión Europea presentó a finales de mayo de 2020 un paquete de medidas que unían el marco financiero anual –2021-2027- (MFP) y medidas específicas de recuperación en el marco del Next Generation EU. Medidas aprobadas en julio de 2020.

El plan Next Generation EU precisa de inversiones públicas y privadas a escala europea para buscar una recuperación sostenible, con la creación de empleo y la reparación de los daños inmediatos causados por la pandemia del COVID-19, junto con el apoyo a las prioridades ecológicas y digitales de la Unión. La Unión Europea, a través de la Comisión, queda autorizada para contraer empréstitos hasta 750.000 millones de euros hasta 2026, con lo que financiar el fondo de recuperación:

360.000 millones € para conceder préstamos –devolución hasta 31/12/2058-.

390.000 millones € en subvenciones para sufragar gastos.

Los compromisos jurídicos del programa se contraerán hasta el 31 de diciembre de 2023, lo pagos hasta el 31 de diciembre de 2026.

Cuadro 1. Importes asignados al Fondo de Recuperación Next Generation EU

Mecanismo de Recuperación y Resilencia

672.500 millones €

   -Préstamos: 360.000

   -Subvenciones: 312.500                  

REACT.EU

47.500 millones €

Horizonte Europa

5.000 millones €

InvestEU.

5.600 millones €

Desarrollo Rural

7.500 millones €

Fondo de Transición Justa

10.000 millones €

Rec.EU

1.900 millones de €

TOTAL

750.000 Millones €

  Préstamos

 Subvenciones 

360.000 MM

390.000MM

El presupuesto para la recuperación a nivel comunitario se cifran en 750.000 millones de euros: 360.000 millones para préstamos y 390.000 millones para subvenciones directas.

Cuadro 2 : SUBVENCIONES MECANISMO DE RECUPERACIÓN

PAÍS

70%   AÑOS  2021-2022

30%   AÑO 2023

AUSTRIA

2.082

913

BÉLGICA

3.402

1.746

BULGARIA

4.326

1.655

CROACIA

4.322

1.628

CHIPRE

764

204

CHEQUIA

3.301

3.444

DINAMARCA

1.216

338

ESTONIA

709

308

FINLANDIA

1.550

782

FRANCIA

22.699

14.695

ALEMANIA

15.203

7.514

GRECIA

12.612

3.631

HUNGRÍA

4.330

1.927

IRLANDA

853

420

ITALIA

44.724

20.732

LETONIA

1.531

342

LITUANIA

1.952

480

LUXEMBURGO

72

21

MALTA

160

44

PAÍSES BAJOS

3.667

1.905

POLONIA

18.917

4.143

PORTUGAL

9.707

4.066

RUMANIA

9.529

4.271

ESLOVENIA

1.195

363

ESLOVAQUIA

4.333

1.502

ESPAÑA

43.480

15.688

SUECIA

2.716

985

TOTAL  UE

TOTAL  312.500 MM€

218.750

93.750

La capacidad del Fondo de Recuperación se cifra en 750.000 millones de euros, y descansa en tres pilares:

Apoyar a los Estados miembros a recuperarse, reparar daños y salir de la crisis.

Medidas de impulso a la inversión privada y apoyar a las empresas en dificultades.

Extraer consecuencias de la crisis. Refuerzo para hacer que el mercado único sea más fuerte, y acelerar la doble transición ecológica y digital.

Cuadro 3: DISTRIBUCIÓN FONDOS TOTALES

Fondo de recuperación

Presupuesto UE

TOTAL

PILAR1. Recuperación

SUBVENCIONES

PRÉSTAMOS

560.000

310.000

250.000

560.000

310.000

250.000

REACT-UE (Ayuda de recuperación para cohesión y los Territorios de Europa)

50.000

5.000

55.000

Desarrollo Rural

15.000

75.000

90.000

Fondo de Transición Justa

30.000

10.000

40.000

405.000 Subvenciones

250.000 préstamos

PILAR 2. Relanzar la economía y apoyar la inversión privada

– Instrumento de Apoyo a la Solvencia

-InvestEU )inversiones estratégicas)

-Instrumento de Inversiones Estratégicas

 Total: 56.000 para provisión de garantías

26.000

15.300

15.000

5.000

1.300

31.000

16.600

15.000

PILAR. 3: Extraer consecuencias de la crisis

Programa de Salud

resc EU (catástrofes naturales)

-Horizonte Europa

-Instrumento de Vecindad, Desarrollo y Cooperación Internacional

– Ayuda Humanitaria

Total: 38.700 Subvenciones (10.500 destinados a provisiones de garantías)

7.700

2.000

13.500

10.500

5.000

1.700

1.100

80.900

75.500

9.800

9.400

3.100

94.400

86.000

14.800

TOTAL:    750.000

SUBVENCIONES  500.000

(importe correspondiente a la provisión de garantías 66.800)

PRÉSTAMOS: 250.000

MECANISMO DE RECUPERACIÓN Y RESILENCIA

El 70% de las subvenciones concedidas (312.500 millones de €) se comprometerá en los años 2021 y 2020, y el 30% restante en 2023. Los préstamos a los Estados no superarán el 6,8% de la RNB. La clave de reparto se determinará en función de la pérdida del PIB real registrada durante 2020 y por la pérdida acumulada del PIB real registrada durante el período 2020-2021 (se calculará, como máximo el 30/06/2022).

La prefinanciación se pagará en 2021: por importe del 10%.

El objetivo climático abarcará el 30% del gasto del Fondo de Recuperación, con el objetivo de la neutralidad climática en el año 2050, junto con nuevos objetivos en 2030.

Los Estados miembros elaborarán planes nacionales de recuperación y resilencia que expongan el programa de reformas e inversiones del Estado para los años 2021-2023, planes que deberán ser presentados antes de 30 de abril de 2021 (planes que se revisarán en el año 2022, para una asignación definitiva de fondos en 2023).

La Comisión deberá evaluar los planes de recuperación en el plazo de dos meses a partir de su presentación, teniendo en cuenta las recomendaciones específicas para España, así como el potencial de crecimiento y la creación de empleo. Planes que habrán de tener en cuenta la transición ecológica y digital. 

El Consejo Europeo, por mayoría cualificada y a propuesta de la Comisión, aprobará los planes de recuperación (4 semanas a parir de la propuesta). La Comisión Europea evaluará el cumplimiento satisfactorio de las metas y objetivos pertinentes y sobre la aprobación de los pagos, de acuerdo con el dictamen del Comité Económico y Financiero, donde los Estados pueden formular objeciones. Es decir, los Estados miembros pueden plantear objeciones, que serán sometidas al Consejo Europeo.

CONSEJO EUROPEO:  1 y 2 DE OCTUBRE 2020

Este Consejo admite que los efectos de la pandemia serán duraderos en la economía europea y mundial, por lo que resulta necesario un crecimiento inclusivo y sostenible, mejorar la competitividad y el empleo. Un crecimiento basado en la transición ecológica y la transformación digital, en orden a conseguir la cohesión y la convergencia en la U.E.

El crecimiento habrá de estar basado en:

Fortalecimiento del mercado único y política industrial

Resulta necesario fortalecer el mercado único, así como invertir en educación y formación para la creación y la preservación del empleo, y aplicar las medidas de protección social necesarias.

La U.E. debe llevar a cabo una “política industrial ambiciosa para que su industria sea más sostenible, más ecológica, más competitiva a escala mundial”.

Aumento de ayudas en materia de baterías y microelectrónica, robótica e hidrógeno líquido.

Economía Digital

Se reconoce la necesidad de acelerar la transición digital en Europa. Aprovechar las oportunidades para garantizar la soberanía tecnológica, reformar la competitividad, crear empleo, con la creación de un mercado único digital.

El 20% de los Fondos del Mecanismo de Recuperación y Resilencia estarán disponibles para la transición digital, en particular para las pymes: microprocesadores, despliegue de infraestructuras de redes seguras y de muy alta capacidad, en particular de la fibra y la 5G, en toda Europa. Mejora de las capacidades digitales en los sistemas educativos, aprovechar las tecnologías digitales para lograr objetivos en materia medioambiental y climática. La Estrategia Europea de Datos, servicios europeos en la nube seguros, con la garantía de acceso a los servicios públicos electrónicos.

El 9 de junio de 2020, el Consejo señaló en sus Conclusiones la configuración del futuro digital de Europa, la necesidad de garantizar la ciberseguridad de las redes 5G, debiendo los Estados presentar la Comisión antes de 2021 presentar los planes nacionales de implantación de la 5G.

Inteligencia artificial: se propone la ampliación de las inversiones europeas y nacionales públicas y privadas en la investigación, la innovación y el despliegue de la inteligencia artificial. 

Desarrollo de un marco de la identificación electrónica segura (firmas digitales interoperables). 

El Consejo Europeo de marzo de 2021, tratará la política industrial y el ámbito digital, donde se hará un balance la situación.

ESPAÑA

España percibirá 140.000 millones de euros de ayudas europeas: 67.500 en subvenciones y 72.500 millones en forme de Préstamos. 

Subvenciones: 59.168 millones en subvenciones directas del MECANISMO DE RECUPERACIÓN : 43. 480 millones en los años 2021-2022 y 15.688 millones en 2023. 

– Resto: 8.332 millones de otros mecanismos de financiación.

Cuadro 4:  SUBVENCIONES A PERCIBIR POR ESPAÑA

ESPAÑA

AÑOS 2021-2022

AÑO   2023

Fondo de recuperación

43.480

15.688

Resto

5.832

2.499

TOTAL

49.312

18.187

España deberá elaborar planes nacionales de recuperación y resilencia que expongan el programa de reformas e inversiones del Estado español para los años 2021-2023, planes que deberán ser presentados antes de 30 de abril de 2021. Planes que deben ser informados favorablemente por la Comisión Europea, en concordancia con la recomendaciones de Consejo Europeo, de 20 de mayo de 2020, donde se indicó:

“1. En consonancia con la cláusula general de salvaguardia, combatir eficazmente la pandemia, sostener la economía y respaldar la posterior recuperación de forma eficaz. Cuando las condiciones económicas lo permitan, aplicar políticas fiscales destinadas a lograr situaciones fiscales prudentes a medio plazo y garantizar la sostenibilidad de la deuda, al mismo tiempo que se fomenta la inversión. Reforzar la capacidad y resiliencia del sistema sanitario, en lo relativo a los trabajadores sanitarios y a los productos médicos y las infraestructuras esenciales. 

2. Respaldar el empleo mediante medidas encaminadas a preservar los puestos de trabajo, incentivos eficaces a la contratación y el desarrollo de las cualificaciones. Reforzar la protección por desempleo, especialmente para los trabajadores atípicos. Mejorar la cobertura y la adecuación de los regímenes de renta mínima y de apoyo a la familia, así como el acceso al aprendizaje digital. 

3. Asegurar la aplicación efectiva de las medidas encaminadas a proporcionar liquidez a las pequeñas y medianas empresas y a los trabajadores autónomos, particularmente evitando retrasos en los pagos. Anticipar los proyectos de inversión pública que se encuentran en una fase avanzada de desarrollo y promover la inversión privada para impulsar la recuperación económica. Centrar la inversión en la transición ecológica y digital, y particularmente en el fomento de la investigación e innovación, en la producción y utilización de fuentes de energía limpias y eficientes, la infraestructura energética, la gestión de los recursos hídricos y de los residuos y el transporte sostenible. 

4. Mejorar la coordinación entre los distintos niveles de gobierno y reforzar el marco de contratación pública para respaldar la recuperación de forma eficiente”.

En el mismo sentido, se subrayan las siguientes recomendaciones por parte de la Comisión en 2020:

Revisión del sistema de incentivos a la contratación para fomentar el empleo indefinido, especialmente para los trabajadores jóvenes.

Flexibilización de las condiciones laborales, aunque no se especifica en qué sentido.

Fomentar el atractivo de la formación profesional.

Promover la inversión privada.

Impulsar la innovación.

Apoyar la digitalización de las empresas para incrementar su competitividad.

Facilitar la penetración de las energías renovables.

Reducir el consumo de energía de los edificios, tanto públicos como privados.

Invertir en nuevas interconexiones eléctricas con el resto de la Unión.

Desarrollar una infraestructura de combustibles alternativos para que se pueda desarrollar el vehículo eléctrico.

Eliminar la fragmentación y los obstáculos reglamentarios que impiden a las empresas beneficiarse de las economías de escala. Para ello, se recomienda utilizar de forma más activa la Ley de Unidad de Mercado.

Preservar la capacidad del sistema judicial para tratar de forma eficiente los procedimientos de insolvencia.

Cuando las condiciones económicas lo permitan, aplicar políticas fiscales que garanticen la sostenibilidad de la deuda.

Reforzar la capacidad y resiliencia del sistema sanitario.

Centrar la inversión en la transición ecológica y digital.

Fomentar la investigación y la innovación.

Recomendaciones que se suman a las realizadas en 2019:

Aumentar la eficiencia del gasto público.

Incentivar, tanto a los trabajadores como a los empleadores, para que inviertan en formación.

Reducir las barreras para la movilidad laboral entre las distintas zonas del país.

Modernizar los servicios públicos de empleo para mejorar su misión como conseguidores de puestos de trabajo.

Reducir el empleo de duración determinada en el sector público.

Invertir en vivienda social.

Promover el emprendimiento y las empresas emergentes.

Asegurar la sostenibilidad del sistema de pensiones a medio y largo plazo con medidas para abordar tanto la adecuación de los ingresos de los futuros jubilados, que constituye el principal reto, como la de la duración y la integridad de sus carreras laborales.

Reformar el sistema educativo para mejorar los resultados y adecuarlo a las necesidades del sector privado.

Eliminar las restricciones regionales a la prestación de servicios, consecuencia de la regulación fragmentada que existe en España.

Invertir en infraestructuras que garanticen un mayor uso del ferrocarril para el transporte de mercancías.

Promover el transporte sostenible y la economía circular.

Reducir la fragmentación del sistema nacional de asistencia al desempleo.

Simplificar el sistema de incentivos a la contratación

La Unión Europea también aprobó además un fondo de 100.000 millones de euros para proteger el desempleo: el 20% para España 21.325 millones.

PROPUESTAS EN MATERIA DE RECUPERACIÓN ECONÓMICA

En definitiva, España deberá elaborar planes nacionales de recuperación que expongan el programa de reformas e inversiones del Estado español para los años 2021-2023, en concordancia con las citadas recomendaciones. 

Unos planes que deberían estar dirigidos al mantenimiento de la pequeña y mediana empresa en España, que representa el 98% del tejido productivo español. Unos planes que han de centrarse en:

1.- El impulso a la recuperación económica: el FMI pronostica un descenso del PIB del 2,8% para España en 2020.

2. Medidas encaminadas al mantenimiento del empleo y a la creación de puestos de trabajo.

3. Inversión en Educación, investigación e innovación.

4. Inversión en la producción de energías limpias y en el trasporte sostenible.

Impulso a la inversión privada y la anticipación de la inversión pública en nuevas infraestucturas.

Inversión en la transición ecológica y digital.

Inversión en la agricultura, con un nuevo plan de mejora de regadíos.

Unos planes en concordancia con la recomendaciones de la Unión Europea a España, concretadas en:

Sostenimiento de la economía y respaldo de la recuperación

Fomento de la inversión

Respaldar el empleo mediante medidas encaminadas a preservar los puestos de trabajo.

Incentivos eficaces a la contratación.

Medidas encaminadas a proporcionar liquidez a las pequeñas y medianas empresas y a los trabajadores autónomos.

Anticipar los proyectos de inversión pública y promover la inversión privada para impulsar la recuperación económica.

Inversión centrada en la transición ecológica y digital, y particularmente en el fomento de la investigación e innovación, en la producción de energías limpias y eficientes, la infraestructura energética, la gestión de los recursos hídricos y de los residuos y el transporte sostenible.

La crisis de 2008 determinó la desaparición de 200.000 empresas, la actual crisis del Covid-19 ha determinado una desaparición de 133.757 empresas de acuerdo al registro de códigos de cuenta de cotización de la Seguridad Social, de 1,5 millones de empleadores a 1,36 millones, hasta mayo de 2020.

En octubre el número de empresas con trabajadores se situó en 1.286.659 empresas, 38.000 empresas menos que en febrero de 2020. En términos absolutos el mayor descenso se produce en las empresas de 1 a 2 trabajadores, que disminuyeron en 18.330 respecto a septiembre de 2019. A finales de junio de 2020 había 13.744.252 trabajadores (-2,6%), un descenso de 368.551 trabajadores, respecto de junio de 2019. Los mayores descensos en las empresas de 10 a 49 trabajadores (-166.352 trab., -5,4%); en las empresas de 50 a 249 trabajadores (-130.342 trabaj. –5,2%). 

Cuadro 5: Empresas inscritas en la Seguridad Social

  Enero-septiembre de 2020

      Total            1 a 2       3 a 5           6 a 9           10 a 49         50 a 249    250 a 499   +499

1.318.325

707.742

293.648

132.138

154.861

25.050

2.674

2.212

1.324.427

710.752

294.792

132.284

156.063

25.576

2.696

2.264

1.238.554

675.961

271.711

120.103

142.028

23.974

2.580

2.197

1.233.187

670.679

271.210

120.074

142.387

24.066

2.559

2.212

1.259.417

682.944

278.501

123.213

145.581

24.388

2.577

2.213

1.273.339

688.018

283.134

126.208

147.459

23.930

2.495

2.095

1.282.346

689.104

286.488

128.434

149.628

24.123

2.468

2.101

1.276.979

688.543

284.771

127.101

148.034

23.977

2.465

2.088

1.286.659

693.739

287.154

128.003

148.711

24.325

2.558

2.169

Cuadro 6:  Empresas inscritas en la Seguridad Social en septiembre de 2020

Empresas inscritas

Nº Trabajadores

Comercio y rep. vehículos

290.562

2.343.049

Hostelería

171.880

1.167.414

Construcción

130.226

858.831

Ind. Manofacturera

98.622

1.837.502

Agricultura y ganaderia

94.906

521.950

Act. profesionales

91.920

743.466

Otros servicios

74.803

307.433

Transporte

62.674

726.403

Act. administrativas

49.846

1.363.839

Sanidad y ser. sociales

49.707

1.615.525

Act. inmobiliarias

35.167

93.658

Educación

31.920

874.586

Hogares

31.621

41.558

Act Artísticas

27.158

218.455

Información y comun.

21.681

502.377

Actividades financieras y seguros

16.183

317.763

Sum. Agua, y gestión residuos

4.629

155.106

Sum. Energía

1.596

33.080

Ind. extractivas

1.252

18.833

Act. Org. Extraterritoriales

306

3.424

TOTAL

1.286.659

13.744.252

El número de trabajadores autónomos se situó en 3.255.283 empresarios en octubre:  6.446 menos que en febrero de 2020.

Cuadro 7: Número de empresario autónomos

Septiembre 2020

Febrero 2020

Agricultura

265.650

265.828

Ind. extractivas

1.639

1.578

Ind. Manufactureras

210.746

214.558

Sum. energía

1.690

1.656

Sum. Agua, red.

2.420

2.431

Construcción

388.919

384.005

Com. Rep. Vehículos

767.038

772.435

Transportes y alm.

209.640

205.301

Hostelería

322.977

320.955

Inorm.a y comunicaciones

66.405

66.414

Ac. Financieras y seguros

59.043

59.852

Act. Inmobiliarias

48.442

48.758

Acto. Prefesionales

290.215

291.108

Act. Administrativas

131.369

132.098

Ad. Pública 

1.145

1.203

Educación

89.970

94.308

Act. Sanitarias

117.644

117.581

Ac. Artísticas

70.152

71.220

Otros Servicios

209.588

209.805

Hogares y s. Doméstico

352

363

Or. extraterritoriales

239

272

TOTAL

3.255.283

3.261.729

El numero de afiliados al Régimen General de la Seguridad Social: 

                                                             Febrero de 2020:     14.812.757

                                                      Septiembre de 2020:      14.414.332

                                                                                                 -398.425

PELIGROS EN EL PROCESO DE MODERNIZACIÓN DE LA ECONOMÍA ESPAÑOLA

La Unión Europea ha aprobado unas dotaciones de 672.500 millones de euros, para apoyar inversiones y reformas públicas, para la contribución a la cohesión económica, social y territorial de la UE. La intención es ayudar a los Estados a hacer frente al impacto económico y social de la pandemia, garantizando al mismo tiempo que sus economía emprendan las transiciones verdes y digitales, haciéndose más sostenibles y resistentes. 140.000 millones serán asignados a España.

PLANES DE INVERSIÓN

Los Estados miembros pueden presentar planes a la Comisión Europea a partir del 15 de octubre de 2015, y se espera el registro definitivo de las propuestas el 30 de abril de 2021.

Los planes a elaborar por el Gobierno deben estar centrados en la modernización de la Economía Española, debilitada en su tejido industrial, y basada en el sector servicios y en sectores con baja productividad.

El peligro es que las ayudas directas de la Unión Europea (subvenciones) sean arrebatadas por las grandes empresas españolas, de los sectores eléctricos, energía y telecomunicaciones. Los beneficios de las tres grandes empresas eléctricas (Iberdrola, Naturgy y Endesa) sumaron 6.400 millones de euros en 2019, mientras que las empresas de telecomunicaciones (Telefónica, Orange y Vodafone) sumaron en dicho ejercicio casi 3.000 millones de euros, y Repsol 2.341 millones en 2018.

Es decir que estas grandes empresas sumaron cerca 12.000 millones de beneficios el año 2020, empresas que van a intentar quedarse con las subvenciones europeas con la artimaña de proponer proyectos en orden a la eficacia energética, las energías limpias, la digitalización y la implantación del 5G. En efecto, estas grandes compañías están presentando planes en ese sentido:

ENDESA

Ha presentado 110 proyectos para una inversión total de 19.000 millones de euros:

Rehabilitación de edificios y eficacia energética 4.000 millones de euros

Transición energética de los territorios extrapeninsulares 3.100 millones de cara a la descarbonización (canarias, Baleares, Ceuta y Melilla).

Redes inteligentes: 3.000 millones de euros.

Planes de transición energética en la Península: 2.100 millones de euros.

Desarrollo del hidrógeno 700 millones de euros, transporte sostenible 2.200 millones y 900 millones para otros planes.

Por ello, los medios informativos han de alertar a los ciudadanos sobre esos proyectos, que pueden dar al traste con la recuperación y modernización de la economía española. Al mismo tiempo que promover que las Asociaciones de Trabajadores Autónomos y las Asociaciones representativas de las pequeñas y medianas empresas informen a sus integrantes y al también que presenten en este año 2020 una serie de proyectos de inversión en sectores claves de nuestra economía, que puedan ser beneficiarios de las subvenciones directas de la Unión Europea.

Sectores relativos a:

La agricultura y la ganadería: nuevos regadíos, agricultura ecológica, activos en relación con la exportación de productos, mejoras de explotaciones.

Producción de energías limpias: producción de energía fotovoltaica, autoconsumo eléctrico en instalaciones propias, eficacia en el consumo energético. Eficacia energética.

Transportes: ayuda a los medios de transporte con energías limpias. Transporte sostenible.

Tratamiento de residuos: reciclaje de residuos, limpieza de aguas.

Economía digital: empresas dedicadas a la digitalización de la economía española, bases de datos.

Investigación e innovación: ayudas a proyectos de inversión en materia de I+D+i. Universidades y centros de investigación.

Turismo: mejoras de las infraestructuras turísticas, reforma de los Bienes Culturales.

Industria: Inversión en nuevos proyectos industriales, reindustrilización de determinados sectores.

Sector Sanitario: Mejora de infraestructuras sanitarias, producción de material sanitario.

Educación: Proyectos educativos, infraestructuras.

RESUMEN DE LAS AYUDAS ACTUALES EN ESPAÑA

AVALES:

ICO:  créditos 140.000 Millones de euros

100.000 millones: 1º tramo 20.000, 2º tramo 20.000, 3º tramo avales por 24.500 millones €, 4º tramo 20.000 y 5º tramo por 15.500.

40.000 millones (03/07/2020), 1º tramo 8.000 (5.000 pymes.

Turismo: 4.250 millones de euros (avales ICO)

Automóvil: 250  millones

Cultura: 76 millones (38 millones para las artes, 20 para liquidez, 13 para el cine, 4 para librerías y 1 para artistas).

I+D+i .   173,5 millones € para empresas tecnológicas.

Como puede observarse las ayudas del Gobierno se han limitado a los avales del ICO, por 140.000 millones de euros, siendo el resto de las ayudas marginales.

—————————————————

BENEFICIOS DE LAS ELÉCTRICAS

Empresa 

2019

2018

IBERDROLA

3.406 MILONES DE EUROS

3.014

NATURGY

1.401 MILLONES DE EUROS

-2.822

ENDESA

   171 MILLONES DE EUROS

      (Dotación de 1.409 millones de euros, por la dotación contable del cierre centrales de carbón.

1.417

TOTAL

4.983 MILLONES DE EUROS

TOTAL                           6.392 MILLONES DE EUROS (Sin dotación)

EMPRESAS DE LA ENERGÍA

Beneficios de REPSOL:

        2018: 2.341 millones de euros.

                        2017: 2.121 millones de euros

EMPRESAS DE TELECOMUNICACIONES

TELEFÓNICA

     2019:  1.142 Millones de euros

     2018:   1.702 Millones de euros

ORANGE

    2019:  1.616 Millones de euros

VODAFONE: 

2019: 180 Millones de euros

2018: 163 Millones de euros

 Conclusiones del Consejo, 21 de septiembre de 2020, “Profundizar el mercado único para una recuperación sólida y una Europea competitiva y sostenible”.