Los pactos de la vergüenza

Lastra llama demócratas a los Bildu; partido al que legitima como «partido democrático»

|

La portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, ha justificado este jueves los pactos alcanzados con ERC y Bildu. Lo ha hecho recurriendo a un ejercicio de hipocresía política al tildar de «demócratas» a los herederos políticos de ETA e incidiendo en que se trata de un partido «democrático» que cuenta con la legitimidad que le da haber sido elegido por los ciudadanos.

Hay cosas, como la falta de formación democrática y académica, que son difíciles de esconder. Olvida (o ignora) la Sra. Lastra que el hecho de que un partido sea votado por un numero determinado de ciudadanos no lo convierte en partido democrático. Baste citar el ascenso al poder del Nacional Socialismo. ¿Quizás la diputada y portavoz del Grupo Socialista en el Congreso considera al partido de Hitler como un partido democrático, y al mismísimo Führer como un acendrado demócrata?

Lo que hace que un partido sea democrático es otra cosa: su ideario, sus objetivos, su proyecto político, su trayectoria, su régimen y funcionamiento internos.

Se pongan como se pongan, Bildu es el partido que se subroga en todos los partidos que surgieron de ETA.

Lo más terrible es que con este giro diabólico el PSOE converge con Bildu en una serie de intereses: ahora, a los de Sánchez les conviene un proceso de legitimación política de Bildu y la izquierda española se va a volcar en ello; ahora al PSOE le conviene el relato del terrorismo que sostiene Bildu. Los homenajes a los presos de ETA siguen produciéndose con total impunidad en los pueblos de Guipúzcoa, los acercamientos se han descontrolado, los socialistas se han hecho radicalmente republicanos y les veremos defender la autodeterminación.

Pero no; calificar a Bildu de partido demócrata no puede ser producto de la ignorancia o del olvido, sino de la suciedad de los pactos, de su falta de honestidad, de su abyección política.

Si el PSOE dice que Bildu es un partido democrático es que el PSOE ha dejado de serlo.

«Estos Presupuestos están pensados, diseñados, dialogados y pactados por partidos democráticos elegidos por los ciudadanos», ha señalado la dirigente socialista…»la mejor expresión del parlamentarismo».

«El problema vendrá si un día los demócratas dejamos de hablarnos con otros», ha advertido Lastra.