Excarcelan al etarra Troitiño, condenado a 2.700 años y miembro del sanguinario comando Madrid

|

La Audiencia Nacional, con el respaldo de la Fiscalía, ha decretado la excarcelación del sanguinario etarra Antonio Troitiño Arranz, alias Antxon, autor de 22 asesinatos.

Troitiño fue condenado a 2.700 años de cárcel. Integró el sanguinario comando Madrid. Fue responsable, entre otros, del atentado en la plaza de la República Dominicana en Madrid en el que asesinaron a 12 guardias civiles.

El juez admite en el Auto que no cabría concederle el tercer grado si hubiera que valorar unidamente su evolución positiva o la asunción de la gravedad de sus actos ya que no ha sido suficientemente favorable. No obstante, entiende que se imponen las razones médicas.

El auto al que ha tenido acceso el medio Vozpópuli, que publica la información, alega “razones humanitarias y de dignidad personal” debido a la enfermedad incurable que padece, un cáncer que al parecer ya solo es susceptible de ser tratado con medias paliativas. La pregunta se suscita en relación a si el resto de presos que padecen cáncer en las prisiones españolas reciben el mismo tratamiento penitenciario, cuando se trata de delincuentes de tan alta peligrosidad y tan negro historial.

“La situación médica actual, las circunstancias, que el tratamiento sea paliativo, el tiempo de cumplimiento de condena, la edad fisiológica del penado, así como el hecho de que la organización terrorista a la que pertenece el interno se encuentra derrotada y ha declarado su final definitivo avalan la valoración de no reincidencia”, dice el auto firmado por el juez central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis Castro, tal y como recoge Vozopopuli. Las afirmaciones contenidas en el Auto, muchas de ellas valorativas, pudieran ser voluntaristas en cuanto a la derrota de ETA, cuyo antiguo miembro Arnaldo Otegui funge ahora hombre clave en la coalición del gobierno de Sánchez e Iglesias.

El artículo 104.4 del Reglamento Penitenciario preve el tercer grado para los penados enfermos muy graves con padecimientos incurables, según informe médico”…“Podrán ser clasificados en tercer grado por razones humanitarias y de dignidad personal, atendiendo a la dificultad para delinquir y a su escasa peligrosidad”.

El auto ordena que se le incoe un expediente para acceder a la libertad condicional. Esta decisión solo es recurrible por el preso y por la Fiscalía, por lo que la excarcelación se hará efectiva de manera inmediata.

“En cuanto al pronóstico vital -señala el informe médico-  no se puede realizar una precisión como tal pero sí entendemos que en cualquier caso el tratamiento será paliativo y nunca curativo».

Ya el pasado octubre el gobierno acercó a Troitiño desde la prisión de Estremera a la de Soria y le concedió el artículo 100.2, que le permitió flexibilizar el primer grado penitenciario en el que se encontraba.