Los contagios COVID se disparan en plena celebración del «Orgullo Gay»

|

La escalada de contagios se acelera y las hospitalizaciones alcanzan su nivel más alto desde febrero

Los últimos datos sobre la pandemia son preocupantes: 71.818 nuevos positivos, 148 muertos y una incidencia desbocada de 1.135 casos en los mayores de 60 años

La curva epidemiológica de la covid continúa en aumento tras varias semanas, con una incidencia entre los mayores de 59 años que sube hasta los 1.135 casos desde el viernes(139 puntos más) y una ocupación hospitalaria en riesgo alto que se sitúa ya en el 9,5 %, su nivel más alto desde el pasado mes de febrero.

Según el último informe de Sanidad, la ocupación en los hospitales ha repuntado un 1,2 % en tres días y hay actualmente 11.586 ingresados en toda España (1.337 más), de los cuales 502 están en UCI, una ligera subida de siete décimas porcentuales más.

El indicador sobre la incidencia en los últimos 7 días ha pasado de los 539 casos que marcaba el viernes a los 617 actuales, lo que adelanta que el aumento de la trasmisión covid continuará en los próximos días.

Las comunidades han notificado a Sanidad 71.818 contagios entre la población general desde el viernes, de los cuales más de 40.000 corresponden a ciudadanos de 60 años a más, frente a la media de hace un mes que era de unas 20.000 infecciones en cada informe.

Esta cifra asciende, en este rango de edad, hasta los casi 140.000 contagios contabilizados por los servicios de salud autonómicos en los últimos 14 días.

Sobre el empeoramiento de la situación epidemiológica, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha adelantado que continuará la tendencia ascendente de contagios, por lo que ha vuelto recomendar a las personas vulnerables que se pongan la mascarilla y al resto de la población que aplique el «sentido común en interiores con mucha gente».

Lo ha dicho en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, en la que ha recalcado que «todo parece confirmar» que continuará el incremento de contagios debido a la expansión de los sublinajes de la variente ómicron Ba.4 y Ba.5, presente esta última hasta en un 85 % de los contagios en algunas comunidades.

La Comunidad de Madrid se encuentra entre los territorios con los peores indicadores, con 1.693 casos de incidencia acumulada y una ocupación hospitalaria del 14,4% la general y del 8,6 % en UCI.

Sobre ello, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha considerado que la trasmisión lleva una semana «en una fase de ralentización» e incluso de «estabilización».

Según Escudero, en los hospitales madrileños hay más de 2.000 pacientes ingresados en planta y 89 en unidades de cuidados intensivos, de los que un 40 ó 45 %, ha afirmado, son por covid.

Ha vinculado la ralentización epidemiológica a una disminución de las llamadas al Summa 112, al descenso de un 10 % de pacientes que acuden a las urgencias, a una estabilización en la atención primaria y al seguimiento de las aguas residuales.

Aglomeraciones del «Orgullo» como difusoras del contacto 

Las autoridades gubernamentales están guardando silencio y no están alertando a la población sobre el peligro añadido de infección que pueden suponer las concentraciones masivas, como los desfiles del «orgullo Gay», que se han estado celebrando en distintos puntos de la geografía nacional y que todavía se están produciendo.

El silencio deliberado del gobierno responde a razones puramente ideológicas, en una actitud muy similar a la que mantuvo con ocasión de las manifestaciones feministas de 8-M, autenticas «bombas víricas» de Covid19 que extendieron enormemente la pandemia en España.