Devaluación de la enseñanza

Los docentes interinos con 5 años de antigüedad podrán optar a plaza fija sin opositar

|
El Gobierno ha aprobado un real decreto por el que los docentes interinos con más de cinco años de antigüedad en la administración pública podrán acceder a una plaza fija de funcionario sin necesidad de opositar, de tal manera que, por un lado, se devalúa la exigencia de la preparación de los futuros docentes y, por otra, de discrimina a aquellos que tuvieron que ceder a la condición de funcionarios mediante las superaciones de las siempre duras oposiciones.

En virtud de esta norma, los docentes interinos  que están trabajando antes de 2016, no tendrán que hacer una oposición para acceder a una plaza pública, simplemente se valorará su antigüedad, la formación que tengan y sus publicaciones.

En concreto, podrán acceder a través de un «concurso de méritos», que solo se hará una vez en cada comunidad autónoma, desde la publicación de este real decreto en el Boletín Oficial del Estado (BOE) hasta el 2024.

El real decreto establece también que los trabajadores interinos del sistema educativo que trabajan en la administración entre el 2017 y 2020 podrán conseguir la plaza fija a través de un «concurso-oposición», que estará en vigor hasta el 2024 incluido.

En este «concurso-oposición» se han mejorado los baremos de valoración de antigüedad para favorecer que este colectivo tengan más facilidad a la hora de lograr su plaza fija, según fuentes del Ministerio de Educación.

Los docentes sin experiencia, los que acaban de terminar el grado o el máster, podrán acceder también a plazas de reposición (las que corresponden a jubilados, fallecidos o a profesionales que abandonan la profesión) o las nuevas plazas.

Esta vía de acceso es una de las novedades que incluye el real decreto.