Mesa de Tahúres

Los tahúres se sientan a la mesa de las mentiras

|

Los tahúres ya se han sentado a la mesa. Todos engañan a todos que a su vez juegan a ser engañados por los demás. La política catalana -y por lo tanto, española- se ha convertido en un casino plagado de tramposos. Ahora resulta que Pedro Sánchez ha ido a la mesa de la infamia para decir que necesita tiempo para tomarle el pelo a los independentistas y a los que no lo son, y que Aragonés le ha dicho que él también necesita tiempo para engañar a los suyos y al propio gobierno de España. Yo engaño te a tí, a los tuyos y a los míos con la condición de que tú me engañes a mí, a los míos y a los tuyos. Eso es exactamente lo que ha arrancado esta tarde en Cataluña. Las mesa de las mentiras. Por eso Aragonés sale de la partida diciendo que no renuncia al independencia ni a la amnistía, sabiendo que ambas son imposibles y que está mintiendo a los suyos, mientras Sanchez sale de la partida declarando que las posiciones están alejadas y que hace falta más tiempo.

Dos mentirosos compulsivos cuyo único afán es permanecer en el poder: uno, ERC, jugándosela a JxCat; otro, PSOE, jugándosela a Podemos, y luego todos contra todos.

Mentiras arriesgadas, porque toda esta estulticia practicada por dos felones en el Saloon del Salvaje Oeste solo puede acabar mal. Mal para España y mal para esa parte de España que es Cataluña.