Luis Almagro (OEA): Nicaragua se encamina a «la peor elección posible»

|

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, declaro ayer que Nicaragua se encamina a “la peor elección posible” debido a la falta de garantías para celebrar un proceso libre, justo y transparente.

Durante la reunión del Consejo Permanente de la OEA, donde se abordó la situación de Nicaragua, el secretario reconoció que “el país sigue inmerso en una grave situación de falta de democracia, violaciones de los derechos humanos, desinstitucionalización y crisis social, agravada por las consecuencias de la emergencia sanitaria del Covid-19”.

Almagro reiteró su preocupación por el nombramiento de diez nuevos magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE), la mayoría de ellos sandinistas y quienes se encargarán de supervisar los comicios del 7 de noviembre, en los que el presidente, Daniel Ortega, busca su tercera reelección consecutiva.

«Detrás de esas iniciativas -dijo Almagro- existe un claro intento de consolidar el control total del proceso electoral mediante la supresión, limitación y restricción de voces disidentes», declaró, en referencia a las reformas electorales aprobadas recientemente por la Asamblea Nacional de Nicaragua, de mayoría oficialista.

Las reformas obstaculizan la presentación de candidatos contrarios a Ortega y anula la observación electoral para dar paso a la figura limitada del «acompañamiento».

Según Almagro, esas reformas «alejan aún más la posibilidad de contar con procesos transparentes, participativos y equitativos». «Es como que Nicaragua se encamina a tener la peor elección posible».

La Comisión de Buena Voluntad de Nicaragua, compuesta por dos veteranos políticos opositores y el exlanzador de la Liga Mayor de Béisbol Dennis Martínez, urgió el martes por una «unidad sin demoras» a los dos principales bloques disidentes, de cara a las elecciones generales de noviembre próximo.

«El régimen ha trabajado para dividirnos. Que renunciemos a la oportunidad que tenemos en noviembre. No nos sumemos al discurso de la derrota. Unidad no es utilizar el chantaje o la imposición», ha dicho José Adán Aguerri, expresidente de la gremial empresarial y miembro de la Alianza Ciudadana, uno de los bloques opositores.

Las elecciones de Nicaragua en noviembre serán las primeras que celebra el país después de la ola de manifestaciones de 2018, que comenzaron por unas reformas en el seguro social y desembocaron en protestas contra el Gobierno con cientos de muertos, presos y desaparecidos, además de miles de nicaragüenses en el exilio.