Conversaciones con Francàs

Luis Balcarce: ‘La ilusión de Casado, como la de Rajoy, es agradar a la izquierda’

|
Conversación tranquila de @jmfrancas con Luis Balcarce (@lbalcarce), presentador de ‘El Quilombo’ de Periodista Digital que se emite en directo de lunes a jueves a las 20 h en YouTube.JMF: ¿Qué significa ‘Quilombo’?LB: Follón, lío. ‘Esto es un quilombo’ es una expresión muy argentina que suena a resignación, a ‘esto no tiene remedio’. Tiene un punto fatalista.

JMF: Y, ¿España tiene remedio?

LB: Sí, por supuesto. Soy un alegre pesimista. Hay que combatir los fatalismos que nos dicen que somos un país fallido y sin remedio. España es una nación extraordinaria, solo tiene que redescubrirse, dejar los infantilismos y saber qué quiere ser de mayor. Y para eso hay que quitar a la izquierda del poder y comenzar a crecer en libertad.

JMF: Quitar el poder a la izquierda no será fácil, por ahora son muchos… ¿Cómo se hace esto?

LB: Ya hemos visto el 4-M que se puede echarles a patadas sin contemplaciones, sin pedradas o matones que es como querían ganar ellos. Y los madrileños han indicado cuál es el camino. Votar opciones que apuestan por la libertad y no por la servidumbre. Lo que tenemos después del 4-M es una izquierda desbocada, rabiosa tras una derrota tan humillante en Madrid y dispuesta en venganza a saquear a los españoles con tal de agradar a Bruselas y seguir en el poder. ¿Cuándo convocan los sindicatos manifestaciones por la subida de impuestos a la clase media y trabajadora?, se preguntan con razón en las redes sociales. Fíjese Francàs, la izquierda que criticaba el Zendal por decir que era un despilfarro recortará el gasto previsto en sanidad para 2024 en 11.000 millones. Lo que no van a recortar son las 4 vicepresidencias y los 22 ministerios del Gobierno más caro de nuestra historia, ni se plantean tocarlos. Por eso hay que echarlos cuanto antes.

JMF: ¿La izquierda recortando en sanidad?

LB: Esta semana lo leíamos en El Economista. «El Programa de Estabilidad 2021-2024 elimina uno de los compromisos del Ejecutivo, alcanzar un gasto público para Sanidad equivalente al 7% del PIB a final de legislatura». Es lo que tiene cuando te gastas el dinero en ministerios que no sirven para nada o el dinero de los parados en putas como han hecho dirigentes del PSOE.

JMF: Cuesta creer que los ‘solidarios’ no sacrifiquen gastos no necesarios en aras de la educación y la sanidad. ¿Estás seguro de eso?

LB: (Risas) Sé que cuesta creerlo, lo sé. Con las esperanzas que teníamos puestas en Adriana Lastra o Carmen Calvo, que lucha por la sanidad pública desde las habitaciones de lujo de la Ruber. O Mónica García que lo hace desde un ático de 180 metros cuadrados frente al Retiro. Por no recordar al marquesado comunista de Galapagar y su corte de niñeras, escoltas y guardias civiles. Estamos ante una secta de fanáticos que hablan en un lenguaje extraño de conducirnos a una utopía verde, resiliente y sostenible que es una auténtica pesadilla. Una utopía en la que ellos viven como dios mientras nosotros somos cada vez más pobres.

JMF: Lo de ‘resiliente’ me cuesta procesarlo, ¿cómo lo entiendes tú?

LB: Lo de utilizar palabrejas cursis es muy antiguo. Sirve para dar una imagen de autoridad ante el pueblo. Ya lo explicaba Harold Laski, que era comunista: el populacho respeta solo aquello que no entiende. De ahí que las leyes estén redactadas en un lenguaje alambicado e inexpugnable. Es para que nadie las entienda. La gente no se atreve a discutir aquello que no entiende.

JMF: Y que entiendes tú por ‘resiliencia’?

[12:28, 15/5/2021] LB: La palabra me causa arcadas. Está copiada del inglés porque ni para eso son originales, y forma parte del relato de mártir que Sánchez se ha construido de sí mismo a partir de su Manual de Resistencia. Mientras discutimos qué coño significa resiliencia, desviamos la mirada y olvidamos que tuvieron que redactarle la tesis porque no servía ni para eso.

JMF: Este aguanta toda la legislatura ¿no?

LB: Lo intentará. No puede adelantar las elecciones porque sabe que hoy las pierde por paliza. Buscará dar un golpe de mano con sus demiurgos electorales para dar vuelta a las encuestas pero lo tiene difícil porque la hecatombe económica que se nos avecina se lo llevará puesto tarde o temprano. Madrid ha sido el primer aviso. Hasta las televisiones del régimen comienzan a darle la espalda.

JMF: ¿Cómo ves a Ciudadanos?

LB: Están en descomposición. Y cuánto me alegro. Se comportaron como unos traidores al venderse a Sánchez y así les ha ido. Madrid no paga traidores. El centro centrado al final consistía en que ‘yo te apuñalo por la espalda con la ayuda de los que pactan con la ETA, los chavistas y los golpistas catalanes a cambio en un sillón en Murcia’. Los que les ha pasado es de auténtica justicia poética. Pero merece recordar que su descomposición comenzó en Cataluña donde dejaron abandonados a miles de catalanes que les votaron en 2017. Se lo tienen bien merecido y no les echaremos de menos. Cuanto antes desaparezcan, mejor para todos los españoles de bien.

JMF: ¿El futuro pasa por Podemos o por Más Madrid?

LB: Podemos no existe. Podemos era Iglesias. Ahora empieza una maniobra interesante en la que Errejón intentará comprar los escombros de Podemos a precio de saldo. Quién lo hubiera dicho después de Vistalegre II. Es la venganza de Tania. Maravilloso. Errejón es más peligroso que Iglesias porque parece inofensivo pero es Iglesias sin coletas. Por eso Iglesias se ha cortado la suya, para que le confundan con Errejón. (risas)

JMF: Con cortarse la coleta no bastará jaja.

LB: Hoy se cumplen diez años de esa gran estafa que fue el 15-M. Cuando echo la vista la atrás me parece mentira la ceguera que hemos tenido ante el movimiento antisistema del 15-M cuya única ilusión era dar por liquidada nuestra democracia. Solo repasar las pancartas que portaban contra el capitalismo, la banca, el ahorro y exigiendo una democracia real, porque violencia no era la de ETA: violencia era no llegar a fin de mes. Este movimiento antisistema extremadamente violento —formado por organizaciones de extrema izquierda y confesamente comunistas huérfanas políticas tras la caída del Muro de Berlín— rápidamente fue neutralizado por las élites globalistas que vieron su poder burocrático amenazado en los años noventa. Recordemos la furia con las que se iban a esperar a los amos del dinero en Seattle o Génova. Ya no vemos esas manifestaciones violentas porque fueron comprados con el dinero de poderosas burocráticas globalistas y reciclado para su propio fin que no es otro que seguir saqueando a una parte de la sociedad que trabaja y paga impuestos por el bien de la humanidad, el medio ambiente y la liberación de la mujer. Y el peón del globalismo se llamó Pablo Iglesias. Hoy estamos celebrando su funeral político. Pero cuidado los medios lo pueden resucitar. Es extremadamente peligroso.

JMF: Casado sigue empeñado no solo en distanciarse, si no en molestar a VOX, ¿le ves sentido a esto?

LB: Pablo Casado está convencido de que meterle el dedo en el ojo a VOX le da votos. Porque en el fondo le pasa como a Rajoy: su ilusión es agradar a la izquierda. ¡Si hasta dijo que era socialdemócrata! Ayuso hizo exactamente lo contrario en campaña: ignoró a VOX (y Monasterio hizo lo suyo) y acertaron una como la otra. Casado quiere resucitar el bipartidismo en nombre del consenso con el PSOE, y el consenso como dice Ruiz-Quintano es el reparto del botín. Casado debería aprender del triunfo de Ayuso en Madrid, aunque vista la celebración en Génova, está convencido de que el que ganó fue él y no Ayuso. Su problema es que no manda en su partido, no es un líder como dijo Cayetana. Los barones no le respetan.

JMF: ¿No gobernará nunca entonces si no cambia?

LB: Aspira a heredar como Rajoy. Ya vimos en su discurso en la moción contra Sánchez que su enemigo no era el PSOE sino VOX. En una entrevista concedida a la Cadena SER, Casado reconoció su “buena” relación personal con Sánchez y dijo “respetar al PSOE”. Cada vez que va a un medio de izquierdas (como le pasó en Rac1) intentan conciliar y no molestar. Parece que va pidiendo perdón y así no se puede aspirar a gobernar. Pero más allá de esto la hecatombe que dejará Sánchez le conducirá a Moncloa seguramente.

JMF: ¿No contemplas un sorpasso de VOX?

LB: El algunas regiones como Andalucía, Murcia, Ceuta o Valencia podía darse. Pero a nivel nacional es más difícil porque la capilaridad del PP es casi como la de la Iglesias católica. Además, en Madrid las expectativas de VOX se enfriaron un poco (esperaban más escaños) pese a que sigo pensando que hicieron un buen resultado y una gran campaña. Pero VOX no debe pensar en el sorpasso porque eso le puede hacer perder el norte: debe seguir haciendo lo que está haciendo: auténtica oposición a la izquierda sin contemplaciones mientras de a poco va construyendo un alternativa nacional que llevará años. Si se obsesiona con el sorpasso puede acabar como Podemos, C’s o UPyD.

JMF: ¿Entonces después de Sánchez y por hecatombe vendrá otro Rajoy, Casado, y así sucesivamente?

LB: Ojalá me equivoque pero hoy no tengo elementos para pensar lo contrario.

JMF: Desesperante jaja. Mil gracias Luis, confío en que tú don de profecía sea manifiestamente mejorable jaja. Un abrazo.

LB: Para profecías, cartas del tarot y descifrar mensajes criptonazis, ya tenemos a otros. (Risas) Gracias a ti, Josep. Un placer.