Elecciones legislativas en Francia

Macron gana las parlamentarias pero pierde mayoría. Le Pen pasa de 8 a 89 diputados

|

La alianza del presidente francés, Emmanuel Macron, ¡Juntos!, ganó las elecciones legislativas, pero sufrió una fuerte caída y quedó lejos de revalidar su mayoría absoluta en la Asamblea Nacional en la segunda vuelta de las parlamentarias de este domingo, según las proyecciones de voto de tres empresas demoscópicas.

Las formaciones que ahora componen ¡Juntos!, que habían logrado 350 escaños en 2017, se quedarían con entre 205 y 250 diputados, de acuerdo con esas proyecciones. En tanto, la nueva alianza de izquierda Nueva Unión Popular Ecológica y Sociales (Nupes) se convertiría en la principal fuerza opositora, con entre 149 y 190 diputados. Sin embargo, queda lejos de ganar y de imponer a su líder, Jean-Luc Mélenchon, como primer ministro.

Por su parte, la Agrupación Nacional de Marine Le Pen daría un fuerte salto desde los 8 diputados de 2017 hasta 89 esta vez. Esto le permitirá formar su propio grupo parlamentario por primera vez desde 1986, ganando peso político. «Es un tsunami. Quiero agradecer a los franceses que se han movilizado y han propiciado una ola azul marino. Empezamos a trabajar mañana por la mañana», dijo el presidente de Agrupación Nacional, Jordan Bardella.

Habrá que negociar

El otro gran partido a nivel nacional, el conservador Los Republicanos (LR), cae desde los 130 hasta 60-78, pero puede convertirse en clave para la gobernabilidad si sus diputados y los de Macron alcanzan o superan los 289 que establecen la mayoría absoluta, algo que parece bastante probable. Hasta ahora, el oficialismo galo estaba acostumbrado a aprobar sus leyes sin necesidad de entrar en negociaciones.

La primera ministra, Élisabeth Borne, habría sido elegida con un 52 por ciento de los votos en su circunscripción de Normandía. Borne nunca se había presentado antes a una elecciones. Otros miembros del Gobierno de los 15 que concurrían en estos comicios corren serio riesgo de no lograr escaño, lo que les haría dejar el Ejecutivo, toda vez que Macron había adelantado que quien no ganara su cupo, saldría del gobierno.

La votación cierra un ciclo de comicios crucial para el rumbo de Francia los próximos cinco años. La siguiente cita electoral será las elecciones al Parlamento Europeo en 2024, dos años en que los partidos podrán asentar la recomposición en curso.