Macron recurre al aborto en campaña

Macron propone incluir el aborto en la Carta de Derechos Fundamentales de la U.E.

|

En un acto más de campaña electoral que de acceso a la presidencia de turno de la Unión Europea, el todavía presidente de Francia, Emmanuel Macron, propuso este miércoles convertir la práctica del aborto en derecho de la madre   mediante su inclusión en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Macron traslada de esa manera el escenario y discurso de su campaña electoral a las instituciones de la Unión.

Ante el pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo, donde presentó este miércoles las prioridades de la presidencia francesa del Consejo de la Unión Europea para este semestre, Macron ha planteado que la conversión del aborto en derecho sea considerada como prioridad de la U.E.

«Debemos usar la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea para proteger el clima y reconocer el derecho al aborto», dijo Macron ante los eurodiputados, que la víspera eligieron a una Presidente de la Eurocámara, Roberta Metsola, contraria a la consideración de la practica abortiva como derecho fundamental.

Macron llegó incluso a comparar la abolición de la pena de muerte con la conversión de la práctica abortiva en derecho de la madre. 

Macron aludió incluso a países como Polonia y Hungría, respecto de los que insinuó deficiencias democráticas en ese terreno. Con su discurso Macron hace una apuesta por el pensamiento único y abre una brecha entre los países del grupo de Visegrado y el resto de estados miembros, haciendo saltar por los aires cualquier tipo de entendimiento entre las distintas sensibilidades que a este respecto existen en la Unión Europea.

«Somos la generación que vuelve a descubrir la precariedad del Estado de derecho y de los valores democráticos», advirtió el francés, que instó a no confundir «cambios legítimos» en este modelo con su cuestionamiento y advirtió de que el final del Estado de derecho «es la vuelta al autoritarismo».

Fuentes del Parlamento Europeo han mostrado su perplejidad por el hecho de que Macron haya aprovechado la presidencia de turno para trasladar las necesidades de su campaña electoral al Parlamento Europeo y al Consejo de la Unión Europea, lo que supone una confusión institucional sin precedentes.

«No se puede jugar de esa manera con el derecho a la vida, mucho menos por razones de puro oportunismo electoral, y además utilizando las instituciones europeas», señaló al respecto un eurodiputado francés.