Marlaska interpelado por su papel en campaña electoral

|

PP, Vox y C’s aprovecharán el Pleno del Congreso del miércoles para exigir responsabilidades al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, por el papel jugado durante la campaña de las elecciones en la Comunidad de Madrid del pasado 4 de mayo.

Vox tiene, además, reservada para él una interpelación cuestionando su credibilidad, debate que dará lugar la próxima semana a una nueva votación sobre la continuidad del ministro o su reprobación.

La portavoz de Interior del PP, Ana Belén Vázquez, quiere que Marlaska aclare a la Cámara Baja por qué ocultó la detención de dos miembros de seguridad de Podemos en los incidentes violentos acaecidos en Vallecas durante el mitin que Vox ofreció en ese distrito madrileño el pasado 7 de abril.

Días antes de las elecciones madrileñas, se publicó que Interior no había informado de que entre los detenidos en los disturbios que rodearon el citado acto de Vox, en el que varios efectivos de la Policía Nacional resultaron heridos, había dos miembros de la seguridad de Podemos. El exvicepresidente y candidato, Pablo Iglesias, negó que fueran sus escoltas personales, pero sí reconoció que uno de ellos forma parte activa del partido. De hecho, frecuenta la casa de Galapagar del ex vicepresidente.

“¿Considera usted justificado ocultar a la opinión pública la detención de dos miembros de la seguridad de Podemos por haber agredido a policías nacionales durante el intento de boicot de un acto electoral en Vallecas?”, inquiere la pregunta registrada por los populares para Fernando Grande Marlaska.

Entre los 13 detenidos estaban Daniel J.J. y Alberto R.R., ambos dados en alta en la Seguridad Social como trabajadores de Podemos e integrantes de la escolta personal del candidato de Podemos, Pablo Iglesias.

Tras los enfrentamientos, Vox presentó una denuncia contra Grande-Marlaska por «prevaricación, omisión del deber de perseguir delitos y delito electoral» por consentir «convocatorias ilegales para impedir un acto electoral».

Días más tarde, tras conocer la supuesta participación de los escoltas de Iglesias, amplió la denuncia con un escrito al Tribunal Supremo en el solicitaba incluir los delitos de «infidelidad en la custodia de documentos y posible encubrimiento para perjudicar la candidatura de Rocío Monasterio» en las elecciones a la Comunidad de Madrid.

 

En la misma sesión plenaria, los ‘populares’, por boca de su diputada Ana Beltrán, exigirán que Marlaska explique unas declaraciones efectuadas durante un mitin en Madrid en el que calificó al PP de “organización criminal”, una acusación que consideran incompatible con su continuidad al frente de Interior. En concreto, en su intervención, el titular de Interior aseguró que los ‘populares’ representan 26 años de “corrupción, chapuza y odio donde lo público fue para otros fines”. “Todos conocemos Aval Madrid, Lezo, Púnica, Máster, todas esas operaciones criminales, de una organización criminal que realmente han mostrado lo peor de la política y el servicio público”, dijo.

Y Vox, por su parte, irá un poco más allá e interpelará a Marlaska, al que reclamará que detalle las medidas que piensa adoptar “para restituir la credibilidad del Ministerio del Interior”. Esta interpelación dará lugar, una semana después, a la votación de la subsiguiente moción, en la que no se descarta que el partido que capitanea Santiago Abascal vuelva a plantear una nueva reprobación del ministro.

No son pocas la veces que el PP, Vox y Ciudadanos han solicitado la dimisión del ministro y han pedido al Congreso su señalamiento entre otros asuntos por la destitución del coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos o por los acercamientos semanales de presos de ETA a cárceles del País Vasco.

Por otro lado, Ciudadanos ha pedido la comparecencia en el Senado del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para «dar explicaciones sobre la presunta ocultación», por parte de Ministerio que dirige, de la detención de dos personas vinculadas a Unidas Podemos en los altercados en el mitin de Vox en Vallecas.